Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Se trata de una campaña de concienciación sobre gestión de residuos desarrollada por el Ayuntamiento de Donostia – San Sebastián.

Contenedor-vivienda decorada con voluminosos en San Sebastián

Más de 24.000 kilos de voluminosos se han recogido en el barrio donostiarra de Intxaurrondo en los dos primeros meses desde puesta en marcha de la experiencia piloto de recogida gratuita a domicilio de residuos voluminosos y eléctricos/electrónicos (RAEE). El concejal de Medio Ambiente y Espacios Públicos, Alfonso Gurpegui, explicó ayer que “de ese total, 8.874 kilos son reutilizables y 4.280 kilos son reciclables (un 54%), lo que contrasta con la cifra de voluminosos que se siguen depositando en la calle, que alcanza los 33.624 kilos, de los cuales solo el 5% es reutilizable. Por ello, debemos seguir insistiendo y concienciando a la ciudadanía de que la optimización de la gestión de residuos urbanos es uno de los principales retos a nivel municipal, no solo por el coste económico asociado a la recogida y al tratamiento, sino por el impacto ambiental y social asociado a la generación de residuos.”

Para ello, los Departamentos de Medio Ambiente y Vías Públicas han puesto estas Navidades en marcha una nueva campaña de sensibilización en Intxaurrondo con el lema “Tus muebles se merecen una segunda oportunidad”/”Zure altzariek bigarren aukera bat merezi dute”. Se trata de un contenedor acristalado situado en la Plaza Sagastieder en el que se simula una vivienda amueblada con voluminosos recogidos gracias al sistema puesto en marcha por el Ayuntamiento, y que recordará la importancia de la prevención, la reutilización y el reciclaje en la gestión de residuos.

Además, en este espacio que estará abierto hasta el día 5 de enero, se recordará el servicio recogida de voluminosos y los teléfonos y direcciones de correo electrónico a los que dirigirse para solicitar la recogida a domicilio.

Alfonso Gurpegui recordó que “el programa de recogida lo realiza una empresa de inserción social como es Traperos de Emaús, que además se ocupa del tratamiento de cada material recogido”.

6.222 viviendas con cerca de 16.000 vecinos y vecinas del ámbito de Intxaurrondo son las que pueden beneficiarse de esta recogida gratuita, que es pionera y cuyo objetivo es cumplir con la jerarquía establecida por la Unión Europea en la gestión de residuos: prevención, reutilización y reciclaje.

Con este nuevo servicio se retiran muebles, sillones, sofás, sillas, aparadores, colchones y somieres, electrodomésticos de línea blanca como lavadoras, frigoríficos, etc., televisores y aparatos electrónicos de pequeño tamaño como ordenadores, batidoras, planchas etc. Deben entregarse desmontados los muebles que para sacarlos de la vivienda así lo requieran. Quedan excluidos escombros, palés, cristales y espejos de más de 1×1 m, ventanas, sanitarios, textiles y recipientes que contengan líquidos.

Alfonso Gurpegui añadió que “la recogida gratuita a domicilio se realizará en un plazo máximo de 6 días hábiles después de haber recibido la petición. Actualmente los residuos voluminosos se depositan en el espacio público junto a los contenedores“.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *