Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Gestionado por la Mancomunidad de San Markos, el garbigune reforzará la recogida selectiva y el reciclaje de residuos en la capital guipuzcoana.

La Mancomunidad de San Markos ha ampliado sus infraestructuras destinadas a la recogida selectiva y el reciclaje de residuos con la inauguración de un nuevo garbigune (punto limpio) en Donostia-San Sebastián, que comenzó a prestar sus servicios el pasado 24 de enero. La nueva instalación completará la red gestionada por la mancomunidad, que pasará a contar con cinco emplazamientos situados en Atotxa Erreka, Garbera, Hernani, Oiartzun y Usurbil.

Este servicio fue utilizado en 2013 por más de 60.000 vecinos e hizo posible el reciclaje de más de 3.000 toneladas de residuos. En el transcurso de la inauguración el presidente de la mancomunidad, Denis Itxaso, ha subrayado la importancia de contar con infraestructuras adecuadas para lograr la participación de los ciudadanos en la solución al problema de los residuos.

Los garbigunes refuerzan la recogida selectiva porque hacen posible el reciclaje de residuos domésticos que, por su naturaleza, no pueden ser depositados en las bolsas de basura ni en los contenedores situados en la vía pública. Es el caso de los escombros de obras menores realizadas en el domicilio, plásticos reciclables, vidrio plano, embalajes de cartón, objetos voluminosos, madera, restos de poda y jardinería, neumáticos (sin llanta), aparatos eléctricos y electrónicos, etc.

Reutilización

Asimismo, existe la posibilidad de depositar objetos destinados a su reutilización que son puestos a disposición de los usuarios con la condición de que sean para uso propio y no se destinen a fines comerciales. Es un servicio destinado exclusivamente a particulares que sean vecinos de la mancomunidad, ya que los gremios y el resto de productores profesionales disponen de servicios específicos.

De los Garbigunes en funcionamiento, el situado en Donostia es el que recibe mayor número de visitas y mayor cantidad de residuos. En concreto, en 2013 gestionó prácticamente el 50% (1.400 toneladas) del total de 3.000 toneladas tratadas por la red. Ello es debido a que una parte significativa de los más de 27.000 usuarios proceden de otros municipios, además de Donostia-San Sebastián.

Esta situación no se produce en el resto de instalaciones, que dan servicio de forma muy mayoritaria a las poblaciones de su ámbito municipal y que no cuentan con el efecto de atracción que ejerce la capital del territorio. Este dato ha sido tenido en cuenta por los responsables de la mancomunidad a la hora de determinar el emplazamiento del nuevo Garbigune en el barrio donostiarra de Añorga.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *