Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El objetivo de este proyecto piloto es recuperar este tipo de residuos en mejores condiciones, para facilitar así su posterior reutilización, en línea con las directrices europeas en la materia.

Donostia empieza un proyecto piloto de recogida de residuos voluminosos a domicilio
Hasta ahora, este tipo de residuos se depositaba en la vía pública, junto a los contenedores. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La Concejalía de Ecología del Ayuntamiento de Donostia pondrá en marcha el próximo 2 de octubre una experiencia piloto de recogida gratuita de residuos voluminosos y residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) a domicilio. Se trata de una iniciatiba pionera en San Sebastián, que va a ir acompañada de una campaña previa de comunicación y sensibilización. El objetivo es gestionar este tipo de residuos de acuerdo a la jerarquía establecida por la Unión Europea: prevención, reutilización y reciclaje.

El proyecto comenzará en el barrio de Intxaurrondo, donde 6.222 viviendas con cerca de 16.000 vecinos y vecinas han empezado a recibir en sus buzones trípticos informativos. En concreto, la Concejalía de Medio Ambiente ha impreso 6.250 unidades en los que se incluye toda la información relativa a la puesta en marcha del nuevo servicio de recogida.

Según explicó el concejal de Ecología y Espacios Públicos, Alfonso Gurpegui, con este nuevo servicio se retirarán muebles, sillones, sofás, sillas, aparadores, colchones y somieres, electrodomésticos de línea blanca como lavadoras, frigoríficos etc, televisores y aparatos electrónicos de pequeño tamaño como ordenadores, batidoras, planchas etc. Los muebles que, para sacarlos de la vivienda así lo requieran, deben entregarse desmontados. Quedan excluidos escombros, palés, cristales y espejos de más de 1×1 m, ventanas, sanitarios, textiles y recipientes que contengan líquidos.

Alfonso Gurpegui añadió que “la recogida gratuita a domicilio se realizará en un plazo máximo de 6 días hábiles después de haber recibido la petición”. Actualmente, los residuos voluminosos se depositan en el espacio público junto a los contenedores. Pero a partir de octubre, “en Intxaurrondo, no volverán a depositarse en la calle gracias a este nuevo sistema que permitirá que los residuos voluminosos y eléctricos/electrónicos estén en mejores condiciones para su posterior reutilización“.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *