Save pagePDF pageEmail pagePrint page

San Sebastián contará con 110 contenedores para recogida de aceite en sus calles a partir del 27 de enero. Barakaldo, por su parte, estrena el quinto contenedor para restos de origen vegetal no cocinados en la zona Urban y las Torres de San Vicente.

San Sebastián, Gipuzkoa

contenedor-ekogras
Contenedores para aceite que se instalarán en San Sebastián. Foto: Ekogras

A partir del 27 de enero, se pondrá en la ciudad contenedores naranjas para recoger el aceite usado. De este modo los donostiarras también podrán reciclar el aceite usado en casa, y pasará de ser un residuo a ser un recurso. La campaña de colocación de los contenedores durará dos semanas. Se implantarán 110 contenedores en la ciudad, y 28 de ellos serán adaptados.

El objetivo de esta iniciativa es recoger 368.000 litros de aceite en dos años. Dos litros por cada persona que resida en San Sebastián. El Ayuntamiento anima a los ciudadanos a reciclar el aceite que usan: “Así, daremos otro paso conjunto en el camino del reciclaje”.

Los contenedores los pondrá la empresa Ekogras, y ofrecer el servicio no supondrá ningún coste para el Ayuntamiento. Ekogras utilizará el aceite usado para obtener biodiésel, y así financiará el servicio.

 

Barakaldo, Bizkaia

Desde finales de diciembre, la Mancomunidad de Municipios de la Margen Izquierda desarrolla en Barakaldo una experiencia piloto sobre el quinto contenedor, destinado a los restos de origen vegetal no cocinados. En la iniciativa toman parte ya 672 familias, 337 en las Torres de San Vicente y 335 en Urban-Galindo, pero el número de participantes crecerá en los próximos días. El Alcalde, Alfonso García, ha anunciado que las personas interesadas pueden inscribirse a partir del lunes día 13 en el Servicio de Atención Ciudadana (SAC) del Ayuntamiento.

Quinto contenedor en Barakaldo
Alfonso García, alcalde de Barakaldo, utiliza el quinto contenedor. Foto: Ayuntamiento de Barakaldo

Todas las personas participantes en la experiencia piloto reciben de forma gratuita un kit compuesto por un pequeño cubo, una llave del contenedor marrón más cercano a su domicilio donde depositar los residuos y 150 bolsas biodegradables (fabricadas con almidón vegetal y que se descomponen en el proceso de compostaje) para poder reciclar la materia durante aproximadamente un año, que es el tiempo durante el que se prolonga la iniciativa.

En el contenedor marrón se pueden depositar restos de hortalizas, verduras, frutas (incluidos sus huesos), legumbres, frutos secos, pasta, arroces y flores. También puede albergar restos de pan, galletas y bollería, bolsitas de infusiones, posos y filtros de café, tapones de corcho y hueveras de cartón, papel de cocina y servilletas de papel siempre que estén sucios pero que no tengan restos de aceite.

El Alcalde ha animado a los vecinos y vecinas a participar en la experiencia piloto. “Si estos residuos orgánicos se depositan en el contenedor ordinario, correspondiente a la basura normal, terminan siendo eliminados sin tratamiento previo. Sin embargo, si se depositan en el contenedor marrón se transportan a una Planta de Compostaje y se transforman en compost, un sustrato natural que enriquece el suelo”, ha explicado.

La elección de las zonas de Urban-Galindo y las torres de San Vicente para realizar la iniciativa responde a que son barrios muy poblados y a la vez compuestos por edificios de reciente construcción, con lo que los residentes suelen contar con plaza de garaje para aparcar. Esto quiere decir que hay más espacio en la vía pública para colocar un contenedor más, al no haber tantos coches que estacionen en la calle como en otros lugares -véase el centro, Rontegi o Arteagabeitia-Zuazo-, y que a la vez cada contenedor puede dar servicio a un mayor número de personas.

En un primer momento, se han colocado 22 contenedores marrones para residuos orgánicos -9 en las torres y 13 en Urban-. De todas formas, si a lo largo de la experiencia se detecta la necesidad de colocar más, existe también la posibilidad de hacerlo. El público objetivo es de alrededor de 8.500 personas, 4.500 en Urban y 4.000 en las Torres de San Vicente y su entorno. En cuanto a número de familias se refiere (es decir, cantidad de viviendas habitadas y que generan residuos), son en torno a 3.800. En noviembre, se habilitaron dos puntos de información para inscribirse a la campaña en el Centro Cívico Clara Campoamor y el Polideportivo de Lasesarre -instalaciones municipales que están relativamente cerca de los barrios mencionados- como lanzamiento de la iniciativa, que hora espera recibir un nuevo impulso tras la instalación de los contenedores y la apertura del nuevo plazo de inscripción.

One Response to “Aumento de contenedores para recogida RSU en el País Vasco”

  1. Erronka Garbia, proyecto de sostenibilidad ambiental para eventos al aire libre | Energuia.com, Responder

    […] Aumento de contenedores para recogida RSU en el País Vasco […]

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *