Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La empresa pública recuerda que el vertido de residuos de construcción es una infracción grave y sancionable.

EMAYA retira 500 tM de residuos voluminosos y escombros abandonados

Durante 2019, la empresa pública EMAYA retiró de caminos, vías y otros espacios públicos de Palma unas 500 toneladas de residuos, la mayoría voluminosos, escombros y otros restos de obras. Esto supuso unos costes de tratamiento abonados a MAC Insular de unos 54.000 €.

Estas actuaciones se realizan en el marco de las acciones de limpieza de solares y vías públicas que ejecuta EMAYA siguiendo indicaciones municipales, y que cuenta con la colaboración de TIRME y MAC Insular. Precisamente es en las plantas de estas empresas donde se gestionan los residuos recogidos.

De acuerdo con el convenio firmado en diciembre de 2013 entre EMAYA, TIRME y MAC Insular, los residuos recogidos se trasladan a las instalaciones de esta última para su selección y tratamiento adecuado.

EMAYA recuerda que el vertido de residuos de construcción es una infracción grave que se sanciona con multas entre 750 y 1.500 euros, y superiores si los residuos vertidos son calificados como peligrosos (amianto, pinturas, etc.), si las acciones son reiteradas o pueden suponer un impacto para el medio ambiente.

Las empresas tienen la obligación de entregar los residuos de construcción en la planta de MAC Insular y los particulares pueden llevar los residuos voluminosos y restos de pequeñas obras domésticas a los Parques Verdes, gratuitos y abiertos cada día de 8 a 20 h (ahora a la espera de reapertura tras el cierre por la declaración del estado de alarma).

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *