Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Industria, gestores de residuos y autoridades locales se unen para elaborar una completa guía que facilite el reciclaje en los hogares y disipe las dudas sobre los que se puede reciclar y lo que no.

Publicada una Guía Nacional de Reciclaje en Reino Unido
Las directrices publicadas resuelven dudas como, por ejemplo, si hay que quitar la tapa de los envases para su reciclaje

Por primera vez en Reino Unido, recicladores, autoridades locales y empresas de gestión de residuos se han unido para elaborar una lista definitiva de lo que puede y no puede ser aceptado para su reciclaje. Estas Directrices para el Reciclaje, desarrolladas por el Programa de Acción de Residuos y Recursos (WRAP, por sus siglas en inglés) junto con la industria, hará que sea más fácil para las familias a reciclar más y de forma más eficaz en todo el Reino Unido.

Según una encuesta sobre reciclaje realizada por WRAP este mismo año, dos tercios de los hogares del Reino Unido (66%) expresaron incertidumbre sobre cómo deshacerse correctamente de uno o más artículos, y casi la mitad (49%) admitió que tira al cubo de la basura residuos reciclables.

Como tal, las directrices se han diseñado para reducir la confusión entre los hogares de Inglaterra, Escocia y Gales, y ayudar a garantizar que todos los artículos que se pueden recuperar son recogidos para su reciclaje. El objetivo es que la información clave y los mensajes incluidos en las directrices se pueden incorporar en las comunicaciones estratégicas para ayudar a aumentar el reciclaje, reducir la contaminación, y en última instancia, lograr un ahorro en toda la cadena de suministro.

Las directrices abarcan diversos materiales como el papel, cartón, metal, envases de plástico y de vidrio y residuos de alimentos; y para cada material recoge un esquema que incluye:

  • Qué elementos se pueden incluir en una recogida y cuáles que no.
  • Cómo deben presentarse los materiales para su reciclaje (por ejemplo, aclarados, con o sin tapas, etc.).
  • Explicar de modo conciso por qué ciertos elementos no pueden ser aceptadas o deben ser presentados de una manera particular.

Esta es la primera acción emitida en aras de una mayor consistencia en el reciclaje doméstico, tras la publicación el pasado mes de septiembre de la estrategia de la industria para Inglaterra. Estas directrices tienen la ventaja de estar disponibles en todo el Reino Unido.

Aportar claridad

Linda Crichton, jefa de Gestión de Recursos en WRAP, dijo al respecto: «Durante el tiempo que llevo en WRAP ha habido un deseo de aportar claridad en todo el país sobre lo que se puede reciclar y cómo los materiales deben ser presentados para su reciclaje. Ahora tenemos que las etiquetas y las tapas se pueden dejar en las botellas, que los envoltorios pueden ser reciclados, que no hace falta quitar los gatillos de los pulverizadores”.

“Todos tenemos interés en aumentar el reciclaje y que sea menos confuso para la gente –añadió Crichton–. Como tal, animamos a todas las organizaciones a examinar las directrices y adoptar la información y los mensajes que son relevantes para ellos. WRAP revisará las Directrices e incorporará materiales adicionales y consejos sobre prácticas y desarrollos tecnológicos”.

Stuart Foster, de RECOUP, organización que agrupa a la industria del reciclaje de plásticos, dijo: «El proyecto de directrices para el reciclaje dirigido por WRAP es una oportunidad ideal para que las autoridades locales puedan alinear los mensajes a los consumidores sobre la recogida de plástico. Instamos a todas las autoridades locales a revisar sus mensajes actuales y adoptar la información contenida en el documento de orientación siempre que sea posible. En RECOUP creemos que esto representa una oportunidad muy económica para ayudar a eliminar la confusión alrededor del reciclado de plásticos de uso doméstico”.

Por su parte, Lee Marshall de LARAC (Comité consultivo de las Autoridades Locales sobre Reciclaje) explicó que «el hecho de que las autoridades locales y reprocesadores fueran capaces de trabajar de manera constructiva para producir estas directrices muestra el camino a seguir para incrementar los niveles de reciclaje en el Reino Unido”. Y añadió que ahora toca “alentar a las autoridades locales a utilizar estas directrices para mejorar sus comunicaciones y dar al público los mensajes coherentes que dicen que quieren”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *