Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El documento diferencia cinco flujos de residuos habituales en los hogares facilitando información para su correcta gestión.

Publicada una nueva guía de prevención y gestión de residuos

La Dirección General de Sostenibilidad del Gobierno de Aragón ha elaborado una Guía de Prevención y Gestión de Residuos Domésticos, ámbito en el que la participación ciudadana y la educación ambiental son decisivas.

Es en la gestión de los residuos que se generan en los hogares donde las personas tienen la capacidad inmediata de actuar respetando los principios de sostenibilidad. Estos principios se basan en la prevención, mediante el consumo responsable para generar menos residuos, y en la recogida selectiva para su reciclado, depositando los residuos generados en lugares específicos según su naturaleza.

La guía diferencia cinco flujos de residuos: los envases, la materia orgánica, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, los residuos que pueden ser peligrosos para el medio ambiente y otros residuos con necesidades específicas de gestión (voluminosos, aceites de cocina, etc.). En cada capítulo se facilita la información general y por flujo de residuos para su correcta gestión, al tiempo que se informa sobre la cadena de valor, se dan consejos para la prevención en la generación y se indican las posibilidades de entrega para su recuperación o reciclaje.

La elaboración de la guía se enmarca dentro de los objetivos operativos del Programa de Prevención y del Programa de Residuos Domésticos del Plan GIRA 2018-2022, que apuesta por la economía circular. En este sentido, la Comisión Europea aspira a que en 2035 solamente lleguen a los vertederos el 10% de los residuos generados, el resto deberá ser recuperado.

Datos de reciclaje en Aragón

En el año 2017, se recogieron 18.197 toneladas de vidrio en los casi 7.000 contenedores instalados en Aragón, lo que implica que cada aragonés recicló en ese año un promedio de 13,9 kg de vidrio.

Asimismo, durante el año 2017, se recogieron selectivamente en un total de 22.656 toneladas de papel y cartón en los más de 8.150 contenedores azules instalados en la vía pública, lo que supone que cada aragonés depositó en ellos una media de 17,3 kg de residuos de papel y cartón. Esta media es ligeramente superior a la media nacional, la cual para el mismo año fue de 16,1 kg por habitante.

En cuanto a los residuos orgánicos, cerca del 40% de la fracción resto son biorresiduos, que suponen alrededor de 200.000 toneladas al año. Además, en 2017 se recuperaron más de 161.300 kg de residuos de envases de medicamentos en los más de 730 Puntos SIGRE instalados en Aragón. También, se recogieron selectivamente 8.752 toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, lo que supone 6,6 kg/habitante, y 117.434 kilos de pilas, acumuladores y baterías.

En la calificación de otros residuos, encontramos por ejemplo el aceite de cocina usado, del que en 2017 se recogieron 1.597 toneladas en puntos limpios o a través de gestores aragoneses.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *