Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Una encuesta en el marco de la campaña Recycle Now desvela que nueve de cada diez ciudadanos recicla los productos habituales en la cocina, pero solo la mitad hace lo mismo con los del baño, a pesar de que muchos de ellos son reciclables.

El cuarto de baño es una de las estancias con mayor cantidad de productos que se pueden reciclar
Muchos británicos aún echan a la basura productos reciclables como los envases de gel y champú

Alrededor del 30% de los británicos todavía muestran dudas sobre los productos que pueden reciclarse al final de su vida útil, según los impulsores de la campaña Recycle Now, que se celebra esta semana en Reino Unido.

La campaña se compone de una serie de actividades con el objetivo de ayudar a aclarar la confusión que aún existe sobre ciertos residuos y evitar que terminen en los cubos de la basura, en lugar de los de reciclaje.

Según Marcus Gover, director de WRAP (Waste and Resources Action Programme), entidad responsable de la campaña, “reciclamos mucho más que antes, pero mucha gente todavía no se da cuenta de que hay un montón de objetos en casa que pueden ser reciclados”.

Así que este año la Semana del Reciclaje en Reino Unido, en lugar de centrarse en la cocina como en ocasiones anteriores, pone el foco en toda la casa, de forma que “la gente sienta más confianza sobre lo que puede y no puede reciclar de cada habitación”.

Una encuesta realizada a 2.000 personas ha permitido conocer en qué zonas de la casa se necesitan mejorar el reciclaje. Por ejemplo, una de las habitaciones que tiene muchos productos fácilmente reciclables es el cuarto de baño; sin embargo, mientras nueve de cada diez encuestados reciclan productos habituales en la cocina, sólo la mitad reconoce reciclar regularmente en el cuarto de baño.

Hay productos que deberían reciclarse y sin embargo mucha gente tira al cubo de la basura, como el tubo de cartón del papel higiénico o los envases de gel y champú

Así, hay productos que deberían reciclarse y sin embargo mucha gente tira al cubo de la basura, como el tubo de cartón del papel higiénico, los envases de gel y champú, aerosoles y botes de productos de aseo personal.

Otras habitaciones de la casa que puede pasarse por alto cuando se trata de reciclaje son el dormitorio y el salón. Según WRAP, si cada ciudadano británico reciclara un solo ambientador de aluminio, podría salvarse suficiente energía para aspirar más de 876.000 hogares durante un año.

Uno de los consejos de la campaña para evitar esta situación es que, aquellos que dispongan de espacio suficiente, coloquen cubos de reciclaje también en otras estancias distintas de la cocina, como el baño o el dormitorio.

La campaña también ha puesto a disposición de los usuarios un buscador que dice que productos se pueden reciclar, así como un localizador de los puntos y centros de reciclaje más cercanos en cada localidad.

La encuesta también recogía las razones por las que la gente recicla, y las más comunes fueron porque es lo correcto y es bueno para el medio ambiente. Por eso, la campaña insiste en que hacer un pequeño gesto por el medio ambiente como es reciclar, hará que uno se sienta mejor.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *