Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Ayer comenzó la recogida selectiva de residuos orgánicos en los barrios de San Juan y Echavacoiz, donde se han instalado 182 contenedores específicos.

Quinto contenedor para la recogida selectiva de materia orgánica
El quinto contenedor para materia orgánica va ganando presencia en Pamplona

Ayer lunes comenzó la recogida selectiva de materia orgánica en los barrios pamploneses de San Juan y Echavacoiz. Estos barrios se suman así a los de Iturrama, Mendebaldea y Ermitagaña, que se incorporaron a la recogida tres semanas antes, el pasado 13 de octubre. La segunda etapa de implantación del quinto contenedor para residuos orgánicos se completará el próximo 24 de noviembre con el inicio de la recogida en Zizur Mayor y Cizur Menor.

El programa de recogida se desarrolla inicialmente con la participación de familias voluntarias, si bien cabe recordar que la recuperación de la materia orgánica es una responsabilidad impuesta por la legislación. El objetivo de la experiencia es depositar la materia orgánica de buena calidad y sin materiales impropios en el contenedor específico, identificado con el color marrón y con la denominación “Materia Orgánica”; dicho contenedor sólo podrá ser abierto con una llave que está siendo entregada a las familias que se han inscrito en esta recogida.

A su vez, la fracción resto (aquellos materiales que no son materia orgánica y que se depositaban en el contenedor de basura en masa) deberá ser depositada en los contenedores con identificación verde, que pasan a tener la denominación “Resto”.

Para llevar a cabo la recogida de materia orgánica se han instalado un total de 182 contenedores, uno en cada punto de recogida existente en los dos barrios: 145 en San Juan y 37 en Echavacoiz. Hasta el pasado jueves, San Juan ya contaba con 5.224 familias inscritas y Echavacoiz con 1.102.

La materia orgánica recogida en la Comarca de Pamplona se destina a una planta de biometanización, donde es sometida a un proceso en el que se obtiene una fracción sólida o digestato, con aplicaciones agrícolas como abono de calidad. Además, el biogás es aprovechado para generar calor que es reutilizado en el proceso y electricidad que es vendida a la red de distribución.

Compostaje comunitario

Por otro lado, el pasado jueves se llevó a cabo la presentación del nuevo espacio de compostaje comunitario del barrio San Jorge, el segundo con el que contará dicho barrio. En la inauguración se aclararon dudas de los vecinos y participantes sobre el proceso de compostaje.

La experiencia piloto del compostaje comunitario comenzó a mediados de octubre de 2009, desarrollándose en seis concejos de la Comarca de Pamplona con el objetivo de reciclar los restos orgánicos (de cocina o de huerta y/o jardín) generados en los domicilios. En la actualidad son ya 16 las localidades que se han incorporado a esta práctica.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *