Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Investigadores de la Universidad de Plymouth han hallado micropartículas de plástico en muestras recogidas a más de 8.400 metros de altitud, en la montaña más alta del planeta.

Hallan microplásticos en lo alto del Everest
Escaladores y sherpas en el balcón durante la expedición Perpetual Planet al Everest de National Geographic y Rolex. Foto: Baker Perry / National Geographic

Científicos de la Universidad de Plymouth (Reino Unido) han identificado los microplásticos a mayor altura registrados en la Tierra hasta ahora, a una altitud de más de 8.000 metros, cerca de la cima del Monte Everest. Las muestras recogidas en la montaña y en el valle que se encuentra bajo la misma revelaron cantidades sustanciales de fibras de poliéster, acrílico, nylon y polipropileno.

Estos materiales se utilizan cada vez más para fabricar las prendas de vestir de alto rendimiento que suelen utilizar los escaladores, así como las tiendas y cuerdas de escalar que se utilizan en los intentos de ascender a la montaña.

En consecuencia, los investigadores han sugerido que las fibras -las más altas de las cuales se encontraron en muestras del Balcón del Monte Everest, a 8.440 metros sobre el nivel del mar- podrían haberse fragmentado de artículos más grandes durante las expediciones para alcanzar la cumbre. Sin embargo, también es posible que los plásticos pudieran haber sido transportados desde altitudes más bajas por los vientos extremos que regularmente impactan en las laderas más altas de la montaña.

La investigación, publicada en la revista One Earth, fue dirigida por investigadores de la Unidad Internacional de Investigación de Basura Marina de la Universidad de Plymouth, en colaboración con colegas del Reino Unido, Estados Unidos y Nepal, y el apoyo de la National Geographic Society y de Rolex.

Muestras con microplásticos recogidas en el Everest
La Dra. Imogen Napper con una muestra recolectada del Balcón del Everest

Las muestras se recogieron en abril y mayo de 2019, como parte de una Expedición de National Geographic y Rolex, y luego se analizaron en instalaciones especializadas en Plymouth. De las 19 muestras recogidas en la región del Monte Everest para el análisis de microplásticos, 11 eran de nieve y ocho de agua de arroyo.

Las muestras se recogieron en arroyos a lo largo de las rutas de senderismo cerca del glaciar Khumbu, en la nieve del campamento base del Everest, y en lo alto de la Zona de la Muerte, cerca de la cima de la montaña.

Las cantidades más elevadas (79 fibras microplásticas por litro de nieve) se encontraron en el campamento base, donde las expediciones a la cumbre permanecen por períodos de hasta 40 días. Sin embargo, también se encontraron pruebas en los Campamentos 1 y 2 en la ruta de escalada, con 12 fibras microplásticas por litro de nieve registradas en el Balcón.

Había cantidades menores en los arroyos que bajaban de la montaña al Parque Nacional Sagarmatha, y los científicos creen que esto podía deberse al flujo continuo de agua creado por los glaciares de la región.

«Los microplásticos son generados por una diversidad de fuentes y muchos aspectos de nuestra vida cotidiana pueden llevar a que los microplásticos entren en el medio ambiente. En los últimos años, hemos encontrado microplásticos en muestras recogidas en todo el planeta, desde el Ártico hasta nuestros ríos y mares profundos. Con eso en mente, encontrar microplásticos cerca de la cima del Monte Everest es un oportuno recordatorio de que necesitamos hacer más para proteger nuestro medio ambiente», dice la Dra. Imogen Napper, investigadora y exploradora de National Geographic, autora principal del estudio.

One Response to “Microplásticos en la cima del Everest”

  1. Residuos Entramados, Responder

    Como ya es sabido la globalización también incluye la contaminación. Trayendo a colación los climas fríos, los polos también se han visto afectados por la contaminación atmosférica que se produce en lugares muy lejanos a ellos. El plástico y los microplásticos no conocen de afectación por clima, falta de oxígeno y otras condiciones extremas. Será muy interesante dar seguimiento a estos resultados para observar cómo y si es que la cantidad de microplásticos continúa en aumento en esta zona.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *