Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Muchas empresas ya valorizan los residuos orgánicos procedentes de la industria agroalimentaria o de la recogida selectiva para generar bioproductos de alto valor, como biocombustibles, fertilizantes, compuestos alimentarios o piensos. La Comisión Europea destinará 1.000 millones de euros a proyectos de investigación y demostración de la mano del Bio-Based Industries Consortium.

Ainia celebra una jornada sobre biorrefinerías
Las biorrefinerías permiten obtener productos de alto valor a partir de residuos orgánicos

Aplicando el nuevo concepto de biorrefinería, a partir de residuos orgánicos agroindustriales u otras biomasas se pueden obtener a la vez bioproductos químicos, biofertilizantes, ingredientes alimentarios, piensos, electricidad y calor renovable, biogás, biocombustibles, etc.

Algunas empresas como Azucarera, IMECAL y BUGGY POWER, ya están generando en una misma instalación bioenergía y bioproductos como piensos o biofertilizantes, a partir de residuos orgánicos, con una perspectiva de aprovechamiento máximo.

Estas empresas expondrán en una jornada, el próximo 13 de febrero en Valencia, los avances alcanzados en esta materia. Bajo el título “Valorización de residuos: Hacia el concepto de biorrefinería”, el encuentro, organizado por ainia centro tecnológico dará a conocer cómo valorizar los residuos orgánicos agroalimentarios por esta vía y como aprovechar las oportunidades de financiación europea en materia de innovación.

Además de las experiencias empresariales, la jornada incidirá en las tecnologías y procesos clave para la conversión eficiente y sinérgica de residuos orgánicos u otras biomasas en compuestos químicos de alto valor, bioenergía, ingredientes alimentarios, fertilizantes o piensos.

Hacia la bioeconomía

Muchos procesos de valorización de residuos son ineficientes. Para recuperar alguna sustancia de valor u obtener energía se pueden generar nuevos residuos contaminantes o consumir más energía que la que se obtiene del residuo. Las biorrefinerías permiten aprovechar de una forma mucho más sostenible los residuos y abren las puertas a muchos y nuevos bioproductos que reemplazan otros de origen fósil.

Ainia es miembro asociado del Bio-based Industries Consortium que actualmente cuenta con más de 60 empresas y clusters europeos y centros de investigación. Con el apoyo financiero de la Comisión Europea, estas empresas se han comprometido a colaborar en el desarrollo de proyectos de I+D en el campo de las biorrefinerías.

La iniciativa está abierta y las empresas españolas (agrícolas, ganaderas, industrias alimentarias, residuos, biomasa, ingenierías de bioprocesos, industrias químicas, fertilziantes, etc.) que deseen participar podrán conocer de primera mano las condiciones durante la jornada.

De aquí a 2020, la Comisión Europea prevé invertir casi 1.000 millones de euros en proyectos de I+D desarrollados por consorcios de empresas y centros de investigación en el campo de las biorrefinerías.

El objetivo es desarrollar en Europa una bioeconomía que cuente con fuentes de materias primas renovables autóctonas; genere productos de valor como alimentos, piensos, materiales y combustibles a nivel local; cree puestos de trabajo en una amplia gama de sectores en Europa, y permita el crecimiento en el ámbito rural en las regiones que promuevan el uso inteligente y eficiente de los recursos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *