Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Hace tan solo unos meses, una norma sobre el desperdicio de los alimentos incluida dentro de la ley de transición energética para un crecimiento verde fue retirada por un tecnicismo legal.

Este nuevo proyecto de ley permite construir un marco legal contra el desperdicio de alimentos
La Asamblea Nacional francesa ha votado a favor del proyecto de ley contra el desperdicio alimentario

Una amplia mayoría de la Asamblea Nacional francesa avaló el pasado 9 de diciembre un proyecto de ley contra el desperdicio alimentario, firmado por los dirigentes de los grupos socialistas, ecologistas y de izquierda.

Los franceses tiran a la basura entre 20 y 30 kg de alimentos por habitante cada año. Esta cifra sube hasta los 140 kg por persona si abarcamos toda la cadena alimentaria. La Agencia de Medio Ambiente y Gestión de la Energía (ADEME) estima en 159 euros por persona el valor de los alimentos desperdiciados cada año en el país, y entre 12 y 20 millones de euros las pérdidas totales. Con este nuevo proyecto de ley, que permite “construir un marco legal contra los residuos”, Francia pretende convertirse en uno de los países más proactivos de Europa en materia de desperdicio alimentario.

La Ministra de Ecología, Segolene Royal, y los supermercados –responsables de entre el 5 y 10% de los residuos de alimentos en Fancia– llegaron a finales del pasado agosto a un acuerdo sobre una serie de “compromisos voluntarios” para fortalecer las acciones en la lucha contra el despilfarro. Dicho acuerdo establecía una jerarquía de acciones a implementar por cada actor en la cadena alimentaria como la prevención de los residuos o el uso de los productos sin vender para el consumo humano o animal, como abono para la agricultura o en la recuperación de energía.

Ahora se prohibirá a los supermercado tirar alimentos consumibles (sin vender) y destruirlos. Además, estarán obligados a firmar un protocolo con una organización solidaria para facilitar las donaciones de comida. La lucha contra el desperdicio de alimentos será también parte de la educación alimentaria durante la carrera escolar. El proyecto de ley debe ser presentado ante el Senado a principios de 2016, para su adopción final.

Fuente:
Fundación para la Economía Circular

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *