Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La Generalitat renueva el “Pacto por la Bolsa” con fabricantes y distribuidores con el objetivo de reducir al máximo el consumo de bolsas de plástico en el territorio y minimizar la generación de residuos.

Acuerdo en Cataluña para reducir un 90% las bolsas de un solo uso en 2020
El pacto se centra en las bolsas de plástico con asas de un solo uso

El consejero catalán de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, firmó el pasado jueves una nueva prórroga del Pacto por la Bolsa, para asegurar una reducción efectiva y sensible del consumo de bolsas de plástico de asas de un solo uso. Se trata de una reedición del pacto, que se firmó por primera vez en 2009 entre la ARC, los fabricantes de bolsas de plástico y las diferentes asociaciones empresariales del sector de la distribución comercial.

Con este acuerdo, tanto la Generalitat como el sector reafirman el objetivo compartido de seguir avanzando en la prevención de este tipo de residuos, que en Cataluña ha pasado de un consumo per cápita de 327 unidades anuales en 2007 a 156 unidades en 2012.

Asimismo, incluye el marco de diálogo y seguimiento del establecimiento normativo del cobro obligatorio de las bolsas de plástico en Cataluña. Para el consejero Rull, este acuerdo “muestra que Cataluña ya hace muchos años que apuesta por una gestión de residuos que prima la reducción de la generación y potencia la máxima recuperación”.

Un acuerdo sin precedentes

El Pacto por la Bolsa, entre el Gobierno de la Generalitat y todas las organizaciones de la distribución y la fabricación con presencia en Cataluña y el Estado, no tiene precedentes. Fue la primera vez que se creaba un marco de colaboración para reducir el consumo bolsas de asas de un solo uso en un 50% en el año 2012. El objetivo se superó lográndose el 52,4%.

Cataluña ya hace muchos años que apuesta por una gestión de residuos que prima la reducción de la generación de plástico y potencia su recuperación. De esta manera, se busca disminuir, para el año 2020, un 90% la totalidad de las bolsas comerciales con asas de un solo uso.

Estas bolsas, además de consumir recursos en la fase de producción, generan otros impactos sobre el medio. Debido a su poco peso son fácilmente transportables por el viento y pueden llegar a ser consumidas por los animales u obstruir tuberías y conductos, e incluso llegar al mar con graves consecuencias sobre los ecosistemas marinos.

Se calcula que en el fondo del Mediterráneo hay unos 250.000 millones de pequeñas piezas de plástico y 500 toneladas adicionales de residuos de plástico flotante por la superficie.

Amplia representación sectorial

En la renovación de la firma se han sumado la Asociación Española de Industriales de Plásticos (ANAIP) y la Asociación Española de Plásticos Biodegradables Compostables (Asobiocom). El pacto inicial de 2009 lo suscribieron la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED), la Asociación Española de distribuidoras, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), la Confederación Española de Comercio (CEC), la Confederación de Comercio de Cataluña (CCC), el Consejo de Empresas Distribuidoras de Alimentación de Cataluña (CEDAC), PIMEC, y la Asociación Española de fabricantes de Bolsas de Plástico (AEFBP).

Todos los representantes sectoriales coincidieron en la importancia del pacto y destacaron la necesidad de trabajar conjuntamente para alcanzar todos los objetivos. Ramon Nogareda, de ANGED, calificó el acuerdo de “gran oportunidad para que la ciudadanía nos ayude a la implantación del cobro de la bolsa en el pequeño comercio. Si se comunica adecuadamente todos juntos ganaremos, los consumidores, los comerciantes y la sociedad”.

Por su parte, el sector de la fabricación de bolsas de plástico se ha mostrado comprometido con el logro de los objetivos. Para Javier González, de ANAIP, “lo que queríamos en la primera firma se ha conseguido gracias a la uso de las bolsas reutilizables” y defendió que este producto debería implementarse en todos los sectores, especialmente en el pequeño comercio.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *