Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Un estudio de la ARC revela que en 2012 se consumieron casi 1.200 millones de bolsas menos que en 2007, superando los objetivos de reducción del Programa de Gestión de Residuos Municipales 2006-2012.

El director de la Agència de Residus de Catalunya (ARC), Josep Maria Tost, ha presentado el estudio de consumo de bolsas de plástico de un solo uso en Cataluña en el año 2012. Lo ha hecho en el marco de un encuentro con representantes de las 65 empresas y asociaciones adheridas al denominado Pacto por la Bolsa, una iniciativa de la ARC que nació en el año 2009 como marco de colaboración con las organizaciones sectoriales con el objetivo de reducir el consumo per cápita de este tipo de bolsas en un 50% para el año 2012, con respecto a los valores de 2007.

Esta iniciativa es pionera en el Estado español y otras Comunidades Autónomas también han comenzado a aplicarla, propiciando un cambio de modelo de consumo de bolsas de plástico en España.

1.200 millones de bolsas menos

El estudio revela que en 2012 se consumieron en Cataluña casi 1.200 millones de bolsas menos que en 2007, hecho que ha supuesto una reducción del consumo per cápita de algo más del 52%, superando los objetivos de reducción del Gobierno.

Cada ciudadano catalán consume de media al cabo del año 156 bolsas de plástico de un solo uso, 171 menos que en 2007

Concretamente, en el año 2012 se consumieron algo más de 1.177 millones de bolsas de un solo uso –22,5 millones a la semana–, frente a los más de 2.354 millones del año 2007 –45 millones de unidades semanales–. Esto significa que cada hogar catalán ha pasado de consumir 911 bolsas al año a 405. Los resultados del estudio muestran que, de media, cada ciudadano consume al cabo del año 156 bolsas de plástico de un solo uso, 171 menos que en 2007.

Esta reducción indica que las medidas implementadas en el marco del Pacto por la Bolsa están dando resultado. Así, la implantación en numerosos establecimientos asociados y de grandes superficies de medidas preventivas en relación con la distribución gratuita de bolsas de plástico, así como una mayor oferta de productos alternativos para transportar la compra (bolsas reutilizables, compostables, etc.), están incidiendo notoriamente en los hábitos de consumo de los ciudadanos.

Las bolsas en la distribución

Por lo que respecta al tipo de establecimientos, el estudio constata que la mayor parte de las bolsas de plástico de un solo uso se consumen en el comercio urbano (90,6%) y en los supermercados (7,6%)

Esta reducción generalizada se ha producido porque en todas las tipologías de establecimientos, en mayor o menor medida, se han aplicado medidas de prevención. Así, los supermercados, los hipermercados y los grandes almacenes han experimentado una reducción del consumo de bolsas del 92,2%, el 96,6% y el 62%, respectivamente

En el comercio urbano, el consumo ha caído en algunos sectores (equipamientos personales, equipamientos para el hogar y cultura y ocio), mientras experimenta subidas en el resto, hecho que arroja la cifra final de un incremento del 7,8% respecto a 2007 para este tipo de establecimientos –aunque se mejoran los datos de 2011, cuando se alcanzó una subida del 16%–.

El consumo de plástico en forma de bolsas de un solo uso también se ha reducido notablemente, pasando de 2,6 kg a 1 kg por habitante

El gramaje de las bolsas de plástico de un solo uso también ha caído significativamente en todos los formatos comerciales. Esto ha supuesto que el consumo de plástico en forma de bolsas de asas de un solo uso –que en el año 2007 era de 2,6 kg por habitante– se haya reducido en 2012 a solo 1 kilo por persona.

En cuanto a los subsectores comerciales, el estudio muestra que el de la alimentación es el que concentra la mayor parte del consumo de bolsas. Así, el 72,5% corresponde a estos establecimientos, mientras que el resto de subsectores tienen una incidencia mucho menor: equipamiento para el hogar (6,8%), comercio mixto (6,2%), cotidiano no alimentario (4,9%), automoción y carburantes (3,6%), equipamiento personal (3,2%), ocio y cultura (1,6%), y el 1,3% restante corresponde a otros subsectores:

La metodología de evaluación empleada es la misma que se utilizó en los estudios de los años 2007, 2009 y 2011. De esta forma, se ha recogido información mediante encuestas personalizadas en los supermercados, hipermercados y grandes almacenes, así como en 405 establecimientos de comercio urbano (ocn menos de 400 m2 de superficie), ubicados en las mismos áreas que en los anteriores estudios.

Este estudio se ha llevado a cabo en el marco del Programa de Gestión de Residuos Municipales 2006-2012 (PROGREMIC), que cuantifica los objetivos de reducción per cápita en el número de bolsas de plástico de un solo uso entregadas por los comercios en un 50%, respecto a los valores de 2007.

El «Estudio sobre el consumo de bolsas de plástico en Cataluña en 2012» (pdf en catalán) está disponible en la web de la ARC.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *