Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los ministros europeos de Medio Ambiente reunidos en el Consejo de Europa han llegado a un acuerdo político sobre un proyecto de directiva para reducir el consumo de bolsas de plástico ligeras.

La UE se ratifica en su apuesta contra las bolsas de plástico de un solo uso
La UE se ha propuesto reducir drásticamente el uso de bolsas de plástico. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La nueva normativa pretende limitar el impacto ambiental negativo de la basura generada por las bolsas de plástico a través de la prevención de residuos y un uso más eficiente de los recursos. Estos residuos plásticos se acumulan en el medio ambiente, en particular en los cuerpos de agua y ecosistemas acuáticos, por lo que supone un importante reto ambiental.

Las nuevas medidas afectan a las bolsas de plástico con un grosor por debajo de 50 micras, que son la mayoría de bolsas de plástico consumidas en la UE y las que menos se reutilizan.

La nueva legislación de la UE ofrecerá a los gobiernos dos opciones para reducir este tipo de residuos: introducir una tasa sobre las en bolsas de plástico ligeras de un solo uso a finales del 2018, y que los comercios cobrarían a los consumidores, o asumir objetivos cuantitativos de reducción. Si eligen la segunda opción, el uso de estas bolsas tendrá que reducirse a un promedio de 90 unidades al año por persona para final de 2019, y de 40 para 2025 (en comparación con el promedio de 176 bolsas por persona de 2010).

Las bolsas de plástico muy ligeras, con un espesor por debajo de 15 micras, podrán ser excluidas de estas medidas, ya que su uso no está tan extendido.

Además, durante al menos un año tras la fecha de transposición de esta Directiva, la Comisión Europea y los Estados miembros deberán fomentar activamente la información pública y campañas de concienciación sobre el impacto ambiental adverso del uso excesivo de bolsas de plástico ligeras.

Tras la entrada en vigor de esta Directiva, los Estados miembros tendrá 18 meses para incorporar las nuevas normas a sus respectivas legislaciones nacionales. Dos años después, la Comisión presentará dos informes al Parlamento Europeo y al Consejo. El primero de ellos analizará el impacto del uso de bolsas de plástico oxodegradables sobre el medio ambiente. El segundo evaluará las diferentes posibilidades para reducir el uso de bolsas de plástico muy ligeras. Ambos informes podrán ir acompañadas, si procede, de propuestas legislativas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *