Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Doscientos profesionales del sector se dieron cita ayer en la jornada sobre gestión de residuos municipales celebrada en Pontevedra, en la que se abordaron algunas cuestiones esenciales para aumentar las tasas de recuperación y reciclado.

celebrada en Pontevedra la jornada sobre gestión de residuos municipales
La participación ciudadana en la separación de residuos resulta esencial. Foto: Ecoembes

Cada hogar de la provincia de Pontevedra podría ahorrarse 32 euros en la factura de la basura si se duplicase la separación de residuos y la recogida selectiva. Así lo puso de manifiesto el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, en la inauguración de la jornada “Presente y Futuro de la Gestión de Residuos Municipales ante el Nuevo Marco Normativo”, celebrada ayer en la sede de la Diputación y en la que participaron técnicos y responsables municipales de un centenar de municipios de España, así como miembros de unas cincuenta empresas, asociaciones y entidades relacionadas con la gestión ambiental y de residuos.

Louzán subrayó que la provincia de Pontevedra envió a Sogama en 2013 un total de 345.000 toneladas de residuos, “lo que significó un coste de 46 millones de euros”, mientras que “se separaron y reciclaron 23.121 toneladas de papel-cartón, envases y vidrio que permitieron un ahorro económico superior a los 5 millones de euros”.

El presidente de la Diputación incidió en que estos datos son lo suficientemente significativos como para apostar por una mejor gestión de los residuos, dado que “sólo con duplicar la cifra de residuos enviados al reciclaje, reduciríamos la factura de la gestión en esta provincia en 10 millones de euros”, es decir, el coste de la recogida y del tratamiento de basuras se reduciría en casi 32 euros por vivienda.

Por su parte, el secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Ángel Fernández, destacó la importancia de desarrollar campañas de concienciación que ayuden a lograr esas mayores tasas de reciclaje, puesto que “la participación ciudadana en este ámbito resulta esencial”.

Se trata de un aspecto en el que también hizo hincapié el conselleiro de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, Agustín Hernández, que informó de que la Administración autonómica y Sogama están trabajando conjuntamente en la intensificación de campañas educativas para promover el reciclaje.

La gestión de residuos sólidos urbanos cuesta a los ayuntamientos gallegos 180 millones de euros, el 8% de los recursos municipales

Además, indicó que la Xunta de Galicia está apoyando una gestión de residuos basada en la reducción, la recuperación, el reciclaje y la valorización energética de los mismos, afirmación que ratificó con datos. Así, subrayó que Sogama ha aumentado en un 21% la recuperación de envases ligeros y ha iniciado un proceso de recuperación de dos nuevos materiales: el vidrio y el acero.

En el caso del vidrio, la nueva instalación de Cerceda permitirá incrementar en un 80% el reciclaje de este material en Galicia, mientras que la separación de acero recupera entre 7.700 y 11.000 toneladas.

Cooperación público-privada

En este camino hacia la mejora de la gestión y aumento del reciclaje, la reutilización y la reducción de residuos, tiene un papel primordial la cooperación público-privada. Así lo puso de manifiesto el director general de Ecoembes, Óscar Martín Riva, que destacó que esta colaboración permitió incrementar notablemente la separación de envases en los últimos años.

Así, subrayó que “uniendo el esfuerzo y compromiso de miles de ayuntamientos, con el esfuerzo y compromiso de doce mil empresas que ponen productos envasados en el mercado, en nuestro país ya reciclamos el 70,3% de los envases”. En esta línea, aseguró que “el papel de las administraciones y de la FEMP para desarrollar en España un sistema de reciclado de envases domésticos de tanto éxito como el que tenemos fue clave”.

Principio de jerarquía

Una colaboración que también destacaron el vicepresidente de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (FEGAMP), Alfonso Villares, y la directora de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermina Yanguas.

Yanguas hizo un llamamiento a la concienciación social, para conseguir que el vertido de residuos –hoy día una opción mayoritaria– pase a ser el último recurso, convirtiendo en prioritarios la recuperación, el reciclaje y la valorización de los residuos.

Finalmente, Villares se refirió a la reforma local, destacando que mantiene a los ayuntamientos como administraciones competentes a la hora de prestar este servicio y de gestionar la recogida y tratamiento de los RSU, pero les otorga, dijo, “un gran aliado”, en referencia a las diputaciones.

Villares recordó que la gestión de RSU cuesta a los municipios gallegos 180 millones de euros, lo que representa el 8% de los recursos municipales.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *