Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El consistorio tuvo que reponer o reparar mas de 10.000 contenedores de RSU en 2019 por culpa, principalmente, de los actos incívicos.

Contenedor quemado en Valencia

El Ayuntamiento de Valencia destinó durante el pasado año 2019 más de 3,7 millones de euros al mantenimiento y sustitución del parque de contenedores de residuos sólidos urbanos de la ciudad. En concreto se repusieron 966 depósitos que estaban completamente dañados, la mayoría por actos de vandalismo o por un uso indebido, cargados de arena o escombros. Esto supuso un coste de más 887.000 euros. También se tuvieron que invertir 2.975.000 euros en la reparación de 9.343 unidades.

Contenedores quemados en ValenciaCon estos datos, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana del Ayuntamiento, Sergi Campillo, invitó a reflexionar sobre el dinero que se ha de invertir en el mantenimiento del parque de contenedores de la ciudad «que, en cambio, podría destinarse a mejorar los servicios de limpieza y recogida de residuos de las calles», un balance que realizó durante la reunión de la Comisión municipal de Ecología Urbana y Emergencia Climática, donde también señaló que entre 2017 y 2019 se ha incrementado un 10 por ciento este coste de reposición de contenedores.

En total, en la ciudad hay instaladas 15.700 unidades de contenedores de residuos urbanos, mayoritariamente de 3.200 litros de capacidad y de carga lateral, y otras unidades de 1.000 litros de carga trasera ubicados en el centro histórico, algunos núcleos históricos tradicionales y pueblos de Valencia con menor densidad de población, y en zonas con calles más estrechas que no permiten el paso de grandes camiones recolectores. Todo ello, con un coste aproximado de 23 millones de euros de inversión.

Campillo hizo un llamamiento al civismo y a respetar el mobiliario urbano. También aseguró que actuarán con contundencia frente las personas incívicas y los incumplimientos de la ordenanza municipal.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *