Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Se trata de una medida de seguridad frente al COVID-19, si bien el Ayuntamiento recuerda que todas las papeleras y contenedores de la ciudad se desinfectan cada dos días.

Ampliación de la boca de los contenedores de envases en ValenciaLos servicios de limpieza y recogida de residuos urbanos del Ayuntamiento de Valencia están agrandando las bocas de más de 1.400 contenedores de residuos de envases ligeros, como medida de seguridad frente al COVID-19. Concretamente, los contenedores remodelados son los de 3.200 litros de capacidad y tapa de plástico, en los que el tamaño original del diámetro de la boca es habitualmente de 25 centímetros y ahora, con esta medida, se está llegando a los 40.

Aunque en la mayoría del parque de contenedores de la ciudad, 2.526 unidades en total, al menos una boca ya era más grande y accesible, ampliando la segunda boca de este modo «favorecemos que todos los vecinos y vecinas puedan depositar las bolsas dentro de los contenedores sin necesidad de tocarlos», destacó el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo.

«Se trata de una acción más para incrementar la seguridad de las personas en estos momentos de alarma sanitaria», afirmó Campillo, recordando que la medida se suma a la desinfección masiva de contenedores y papeleras que ya se está haciendo por toda la ciudad y pueblos de Valencia, aproximadamente cada dos días.

Campillo incidió en que, durante el estado de alarma, es necesario continuar reciclando y depositar los residuos correctamente en los contenedores de la ciudad. «Las tareas de reciclaje no se deben abandonar. También ahora tenemos que respetar el medio ambiente. Esta medida de ampliación de las bocas favorece el reciclaje, ya que de esta manera se evita que las bolsas se quedan atrapadas en la boca», dijo.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana señaló que «sólo hemos dado instrucciones para no reciclar los residuos de personas positivas en esos domicilios, pero en el resto hay que hacerlo como siempre». Estas instrucciones para la gestión de los residuos en los domicilios con personas enfermas o en cuarentena por COVID-19 se han elaborado siguiendo las indicaciones del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

Son medidas que se deben seguir tanto dentro de las habitaciones como por parte de los cuidadores. Entre otros, que todos los residuos de las personas afectadas, así como los materiales desechables, guantes y mascarillas, se deberán depositar en una bolsa de plástico dentro de un contenedor con tapa y pedal dentro de la habitación. También indica que estas bolsas no se depositen en los contenedores de reciclaje sino en los de fracción resto para su posterior tratamiento en la planta de la EMTRE, que también ha sido adaptado para garantizar la salud del personal que trabaja en ella.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *