Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

La Diputación Foral proporciona mascarillas, guantes, gafas, batas y demás materiales de protección para garantizar la seguridad del personal que trabaja en la gestión de residuos.

Josean Galera, diputado foral de Medio Ambiente y urbanismo de Álava
El diputado foral de Medio Ambiente y Urbanismo, Josean Galera, en la intervención telemática ante las Juntas Generales de Álava

El Departamento de Medio Ambiente de la Diputación Foral de Álava ha adquirido material de protección extra para el personal que trabaja tanto en la recogida de los residuos urbanos como en las plantas de tratamiento y gestión (planta de clasificación de envases, planta TMB y vertedero de Gardelegi). Estos servicios contarán con 61.370 EPI más. Más concretamente, se trata de 12.500 mascarillas FPP2, 40.660 pares de guantes de nitrilo, 780 gafas de seguridad, 1.530 batas protectoras y otros materiales de protección para garantizar la seguridad de las trabajadoras y trabajadores de este servicio esencial.

Son los datos facilitados recientemente por el diputado foral de Medio Ambiente, Josean Galera, en la Comisión Permanente de las Juntas Generales de Álava, en la que dio cuenta de las medidas llevadas a cabo por su Departamento ante la crisis sanitaria.

Asimismo, informó de un importante incremento de los residuos de envases en este contexto de confinamiento, es decir, lo que depositamos en el contenedor amarillo. Concretamente, el pasado mes de marzo esta fracción creció un 18% frente al mismo mes del año anterior, mientras que el resto de fracciones no han experimentado cambios sustanciales.

En este sentido, Galera aprovechó para lanzar un mensaje de concienciación ciudadana y recordó la importancia de prevenir la generación de residuos y seguir separándolos en los hogares. “No debemos bajar la guardia tampoco en la situación actual. Debemos seguir siendo aliados y aliadas del medio ambiente”, ha subrayado.

El diputado foral de Medio Ambiente dio cuenta también del estado de los servicios de residuos. Más en concreto, durante el estado de alarma se ha reducido a servicios mínimos la recogida del contenedor blanco (destinado a la reutilización) y el servicio del punto verde móvil ha quedado suspendido. Además, los garbigunes (puntos limpios) están operativos solo para empresas y administraciones, mientras que se insta a hacer uso de los puntos limpios rurales solo en casos muy justificados, como consecuencia de la limitación de circulación decretada por el estado de alarma.

One Response to “Álava adquiere más de 60.000 EPI para proteger a los trabajadores de la recogida y tratamiento de residuos urbanos”

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *