El Ayuntamiento recuerda que esta negligencia ralentiza considerablemente el trabajo del personal de limpieza y recogida de residuos y lo pone en riesgo.

Basura desperdigada en una calle de Castellón

La Concejalía de Reciclaje y Gestión de Residuos del Ayuntamiento de Castellón ha advertido de los peligros que supone el abandono de las bolsas de basura junto a los contenedores, sin depositarlas en su interior. Los residuos domiciliarios ensucian la vía pública pero también pueden suponer un riesgo sanitario en este contexto de crisis por la COVID-19 si alguna persona o algun animal entra en contacto con restos contaminados.

Así lo explicó el edil responsable del área, Ignasi Garcia, quien recordó que “tenemos a más de 40 profesionales trabajando a diario exclusivamente en la desinfección de los contenedores por lo que tocarlos no supone riesgo, si seguimos las medidas de higiene básicas recomendadas por las autoridades sanitarias y nos lavamos las manos antes y después de bajar la basura”. De hecho, el consistorio acumula cerca de 8.000 desinfecciones de contenedores y papeleras desde que se decretó el estado de alarma.

Garcia también alertó de que esta negligencia ralentiza considerablemente el trabajo del personal de limpieza y lo pone en riesgo, por lo que “es una cuestión de civismo y de solidaridad” depositar las bolsas en el interior de los contenedores. Los camiones de recogida de carga lateral impiden que las bolsas puedan ser depositadas en su interior, por lo que el personal de limpieza tiene que multiplicar los esfuerzos para poder recoger todos los restos abandonados en la vía pública.

Actualmente, 281 profesionales trabajan directamente en la prestación de servicios de limpieza viaria y recogida de residuos de la ciudad de Castellón, organizados en turnos de día y de noche. El personal ha recibido numerosas muestras de agradecimiento de parte de la ciudadanía, un agradecimiento al que se ha sumado Garcia al destacar que “ahora más que nunca vemos que esta es una labor esencial y ahora, más que nunca, tenemos que hacer estos pequeños gestos para facilitar el trabajo a las personas que están en la calle”.

Nueva ordenanza reguladora y sancionadora

Desde hace unos meses el consistorio trabaja en la elaboración de una nueva ordenanza municipal de Limpieza y Recogida de Basuras, puesto que la que vigente data del año 1978, así como en la activación del Plan de Ecoparques del consorcio de residuos C-2. En este sentido, la propuesta que ultima el departamento de Gestión de Residuos regula el depósito de residuos en los lugares habilitados por la administración y contempla la aplicación de sanciones a aquellos ciudadanos, ciudadanas o empresas que incumplan la normativa.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *