Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El Waste & Resources Action Programme hace un llamamiento a para trabajar de forma conjunta hacia una economía circular en su informe “EU Vision 2020”.

DCF 1.0
Los alimentos son uno de los recursos más desperdiciados en Europa

La adopción a gran escala de una economía circular eficiente en el uso de los recursos puede suponer para Europa considerables beneficios económicos, medioambientales y de creación de empleo para 2020, según adelantó Liz Goodwin, consejera delegada de Waste and Resources Action Programme (WRAP), organización británica para la promoción del sector del recclaje, durante la reciente celebración de la conferencia anual de esta entidad, celebrada recientemente en Londres.

Entre los datos que desgranó la experta durante su intervención, las oportunidades de negocio en Europa derivadas de un uso más eficiente de los recursos incluyen:

  • Mejora de la competitividad empresarial de 330.000 millones de libras (400.000 millones de euros)
  • Potencial para crear 160.000 nuevos puestos de trabajo en el sector del reciclaje
  • Una mejora en la balanza comercial de 90.000 millones de libras (110.000 millones de euros)
  • Evitar la emisión de 500 millones de toneladas de CO2 equivalente.
  • El ahorro de 190 millones de toneladas de materias primas extraídas y de mercancías importadas.
  • La reducción de 220 millones de toneladas de residuos generados.
  • El reciclaje de más de 350 millones toneladas de materiales.

En consonancia con el tema de la Conferencia, “ Visión 2020: el camino hacia una economía circular”, Liz Goodwin pidió a las empresas trabajar de forma conjunta para lograr estos beneficios: “Comprender el potencial de la economía circular es una cosa, lograrlo es algo mucho más complejo y desafiante. Nuestro desafío y oportunidad hoy es dar un paso más y entender cómo podemos convertir las ideas sobre la economía circular en acciones positivas”.

Residuos de alimentos

Goodwill destacó los alimentos como uno de los recursos más desperdiciados e hizo un llamamiento a la “acción concertada” para reducir a la mitad los desperdicios de comida en los hogares británicos para el año 2025.

“Generar una economía circular eficiente con los recursos nos ayudará a ofrecer un futuro más sostenible”, añadió, algo que además traerá “beneficios a las empresas y los consumidores”.

Comprender el potencial de la economía circular es una cosa, lograrlo es algo mucho más complejo y desafiante. Nuestro desafío y oportunidad hoy es dar un paso más y entender cómo podemos convertir las ideas sobre la economía circular en acciones positivas”Liz Goodwill, consejera delegada de WRAP

El trabajo realizado por WRAP en los ámbitos de biomasa y flujo de materiales muestra que la alimentación es uno de los mayores consumidores de recursos y sin embargo una gran parte de la comida se desperdicia. El consumo y la producción eficiente de alimentos es, por tanto, uno de los ámbitos esenciales para una economía circular.

Con los datos del informe de WRAP sobre residuos de alimentos y bebidas generados en los hogares en 2012, Goodwin pidió una acción colectiva ambiciosa para reducir aún más los desperdicios de comida por parte de las familias.

Esto podría lograrse mediante la ampliación de iniciativas ya en activo, como por ejemplo, la reciente puesta en marcha de la campaña «Love Food Hate Waste» en los condados del Oeste de Londrés, destinada a cambiar los hábitos de los consumidores, y que ha reportado un ahorro de ocho libras por cada libra invertida.

Según Goodwill, el secreto está en “trabajar juntos en un esfuerzo concertado, lanzar iniciativas más amplias, difundir mejores prácticas… Creo que entre todos podemos conseguir un mayor impacto. Sé que hay un compromiso real para hacer frente a este tema. Cada día veo las innovaciones e iniciativas de los gobiernos locales y nacionales, por comunidades, por negocios, por grupos de expertos, por individuos”.

“En WRAP creemos que para 2025 podría ser posible prevenir la generación de hasta 15 millones toneladas de residuos de alimentos en los hogares. Esto significa que podría salvarse la comida por valor de 45.000 millones de libras. Si colectivamente, trabajando juntos, podemos hacer esto, significaría reducir los desechos de alimentos en Reino Unido a la mitad para el año 2025, en comparación a cuando empezamos a trabajar en esta área, en el año 2007”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *