Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Regiones y ciudades comienzan a elaborar una estrategia de economía circular con el objetivo de cambiar los modelos de producción y avanzar hacia un uso eficiente de los recursos.

Reunión del Grupo de Trabajo sobre economía circular de ACR+La pasada semana se celebró en Bruselas la primera reunión del Grupo de Trabajo sobre Economía Circular de la ACR+ (Asociación de las Ciudades y Regiones por el Reciclaje y la gestión sostenible de los Recursos). Este Grupo de Trabajo, del cual forma parte la Fundación para la Economía Circular, tiene como objetivo ayudar a las administraciones locales y regionales en la elaboración de una estrategia de economía circular eficiente en el uso de recursos.

Todos los asistentes coincidieron en que el modelo tradicional basado en una economía lineal ya no es viable. Una estrategia de economía circular constituye tanto una necesidad como una gran oportunidad para cambiar nuestros modelos de producción y consumo, y para avanzar hacia la eficiencia en el uso de los recursos.

Sobre la base de 20 años de experiencia, la ACR+ ha sido siempre una red de trabajo innovadora focalizada en la gestión sostenible de los recursos materiales. Los miembros de esta asociación han estado a la vanguardia de la promoción e implementación de los niveles más altos de la jerarquía de residuos, y son destacados innovadores a la hora de desarrollar políticas de eficiencia en el uso de los recursos a nivel local y regional.

La Jornada comenzó con una introducción al Paquete de Economía Circular de la Comisión Europea, seguida de las presentaciones de varios expertos en estrategias de economía circular: Valentina Caroli, de la ciudad de Ferrara; Barbara Dewulf, de Brussels Environment: Maurice Golden, de Zero Waste Scotland; Eric Kniaz, del Consejo Regional de Nord-Pas de Calais, y Mieke De Schoenmakere, de Flandes. Los cinco compartieron con el público su experiencia en la materia y mostraron cómo la economía circular se puede aplicar a distintos contextos y niveles de gobernanza.

Cinco principios clave

Después se invitó a todos los asistentes a un workshop participativo e interactivo para reflexionar sobre los objetivos, las prioridades en las directrices, las cuestiones sectoriales, las mejores prácticas y los desafíos. Los participantes estuvieron de acuerdo en la elaboración de directrices generales y sectoriales basadas en las buenas prácticas y en los aspectos metodológicos, con el apoyo de un comité asesor compuesto por diferentes grupos de interés. Conscientes de la necesidad de compartir e intercambiar información sobre el tema, se acordó elaborar una estrategia de comunicación interna (miembros de la ACR+) y externa (público en general), como resultado del Grupo de Trabajo.

El Grupo de Trabajo sobre Economía Circular de la ACR+ se desarrolla en torno a cinco principios clave:

  • La aplicación prioritaria de la jerarquía multi-R en todo el ciclo de vida del producto al objeto de evitar la producción de residuos y el agotamiento de los recursos.
  • Una jerarquía territorial con el fin de impulsar las economías locales.
  • Los modelos de negocio innovadores que estén destinados a satisfacer las necesidades de consumo de las personas sin tener un impacto perjudicial sobre el medio ambiente.
  • La colaboración entre los diversos agentes implicados.
  • El papel esencial de las administraciones locales y regionales.

Para formar parte del Grupo de Trabajo de Economía Circular es necesario ser miembro a la ACR+, asociación que acoge no sólo a entidades locales y regionales, sino también a académicos, organizaciones no gubernamentales y al sector privado.

Fuentes:
Economía Circular
ACR+

2 Responses to “Economía circular: cuando la necesidad es también una gran oportunidad”

  1. Juan Ignacio Xiberta, Responder

    ¿Que querrán decir con lo de «una jerarquía territorial para impulsar las economías locales»? Parece que casa poco con los principios de la UE.

    • David Vidorreta, Responder

      Hola Juan Ignacio, tal vez –y solo tal vez– tenga que ver con las estrategias de especialización inteligente (RIS3) que se fomentan desde Europa, y que tienen que ver con el aprovechamiento de las ventajas competitivas y los puntos fuertes de cada región. En cualquier caso, como bien dices, ya existe una jerarquía europea de residuos de obligado cumplimiento. Un saludo

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *