Save pagePDF pageEmail pagePrint page

En la actualidad todos los televisores y monitores desechados son considerados residuos peligrosos, ya que pueden contener mercurio, por lo que este etiquetado permitirá su diferenciación, ayudando a su correcta gestión.

nuevas etiquetas identifican la presencia de mercurio en pantallas
Las nuevas etiquetas indican si la pantalla contiene o no mercurio

DIGITALEUROPE y WRAP (Waste & Resources Action Programme) han puesto en marcha dos nuevos logotipos para su uso por parte de los productores de televisores y monitores de ordenador para ayudar a identificar las pantallas que contienen mercurio. El mercurio, elemento químico potencialmente tóxico, se usa en pantallas retroiluminadas que contienen lámparas CCFL (lámparas fluorescentes de cátodo frío).

Como parte de la revisión en curso de la regulación sobre diseño ecológico de la UE EC/642/2009, DIGITALEUROPE ha propuesto una eliminación total del mercurio que contienen las lámparas de retroalimentación de los televisores. Dichas lámparas están siendo reemplazadas gradualmente por otras tecnologías más seguras, pero las pantallas CCFL continuarán siendo desechadas por los consumidores por lo menos durante otra década.

Se está ofreciendo a los fabricantes la opción de utilizar dos logos: uno que identifica las pantallas que contienen mercurio, y otro que identifica aquellos aparatos que están libres de este elemento, ambos utilizando las letras Hg, símbolo químico del mercurio en la tabla periódica.

Sylvie Feindt, directora de Políticas Medioambientales de DIGITALEUROPE, manifestó que “los logos serán de gran ayuda para aquellos actores que se encargan de la recogida y reciclado de estos productos al final de la vida”.

Una gestión más sencilla y menos costosa

Por su parte Lucy Cooper, Key Account Manager de WRAP, agregó que “existen beneficios económicos adicionales. Separar las pantallas que contienen mercurio permitirá una mayor facilidad en la extracción de los elementos valiosos de aquéllas libres de mercurio, y puede a su vez reducir los costes debido a que sólo las pantallas que contienen lámparas CCFL deberán ser consideradas residuos peligrosos, y por tanto transportadas y tratadas como tales”. En la actualidad todos los televisores y monitores son considerados como residuos peligrosos, ya que pueden contener mercurio.

WRAP ha llevado a cabo investigaciones para tratar de determinar el potencial de mejorar la recuperación mediante la automatización del proceso, considerando que la presencia de logos en la parte posterior de las pantallas podría ayudar a impulsar un proceso automatizado más seguro.

WRAP y DIGITALEUROPE confían en que los logotipos beneficiarán a muchos interesados en este sector, mediante la mejora de las oportunidades para los operadores de reciclar de forma eficiente televisores y monitores al final de su ciclo de vida útil, de una manera segura y ambientalmente racional.

Fuente:
Ecotic

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *