Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Además de recuperar en su planta de clasificación cerca de 284.000 toneladas de envases, la empresa ha conseguido separar, de entre la basura en masa, 165.000 toneladas de acero, aluminio y vidrio.

Vista aérea de las instalaciones de Sogama en Cerceda

Entre los años 2001 y 2016, la Sociedad Gallega de Medio Ambiente (Sogama) trató en su complejo medioambiental de Cerceda (A Coruña) un total de 8.198.521 toneladas de residuos. De esta forma, la Sociedad pública gallega ha evitado que este volumen de basura acabase su vida útil en vertedero, con el consiguiente impacto negativo sobre el entorno y la salud, mediante su valorización material y energética.

Además de recuperar en su planta de clasificación 283.996 toneladas de envases recogidos a través de los contenedores amarillos, la entidad también ha conseguido separar el acero, el aluminio y el vidrio contenidos en la basura en masa depositada por los ciudadanos en los contenedores verdes convencionales, enviando a los centros recicladores cerca de 165.000 toneladas que se reintegraron de nuevo al circuito comercial con una nueva vida. Ello se ha traducido en un notable ahorro de materias primas, así como en un ahorro energético de más de 200.000.000 de KWh, suficiente para abastecer anualmente a 25.000 viviendas.

Respecto a la fracción no reciclable, esta ha sido valorizada energéticamente mediante tecnologías innovadoras que han garantizado en todo momento unas emisiones situadas en todos sus parámetros muy por debajo de los límites legales, según informa la empresa.

La compañía recuerda que, sobre las plantas de valorización energética, pesa una estricta y rigurosa normativa que supera con creces la aplicada a otras infraestructuras industriales.

En este contexto, cabe decir que la producción energética de Sogama durante los últimos 16 años alcanzó los 7.529.327,87 KWh, cifra equivalente al consumo anual del 12% de los hogares gallegos, dando servicio a 282.350 personas.

TRANSPORTE INTELIGENTE

Pero el proceso de mejora continua no sólo se ha aplicado al complejo medioambiental de Cerceda, red de plantas de transferencia y vertedero de residuos no peligrosos de Areosa, en donde se deposita un 55% menos de basura que en 2009, sino que también se ha ampliado al transporte, moviendo en estos momentos por tren el 45% de los residuos frente al 25% inicial, pretendiendo llegar al 55% en 2018.

En el período de 15 años, la empresa desplazó por tren más de 2.900.000 toneladas de basura, evitando que 145.445 camiones circulasen por las carreteras gallegas. La firme apuesta por un medio de transporte más sostenible ofrece, no sólo mayores ventajas medioambientales, sino también sociales, minimizando las molestias ocasionadas a la ciudadanía. La previsión es que durante los próximos diez años, Sogama transporte por ferrocarril 3.750.000 toneladas de desechos, ahorrando la emisión de 2.230 toneladas de CO2 y cerca de 800.000 litros de gasoil cada año.

Nuevas instalaciones

Sogama se adentra ahora en una nueva etapa en la que espera incrementar el reciclado y reducir el vertido. Para ello dará comienzo en breve a las obras de ampliación de su complejo cercedense, en las que se contempla la construcción de una planta de clasificación de última generación para los envases contenidos en la basura genérica, así como la remodelación de la actual nave de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, donde ya está separando el acero, el aluminio y el vidrio.

Ello le permitirá incrementar su capacidad de tratamiento en un 81% -pasando de las 550.000 toneladas/año hasta un millón-, multiplicar por cuatro las actuales cifras de reciclaje, enviando cada año a la industria transformadora 120.000 toneladas, y reducir el vertido a mínimos, previendo llegar al vertido técnico cero. Es decir, que solo depositará en vertedero aquella parte de la basura que no se pueda reutilizar, ni reciclar ni recuperar material o energéticamente.

Al mismo tiempo, pondrá en marcha, en el vertedero de residuos no peligrosos de Areosa, una planta de compostaje industrial con capacidad para 15.000 toneladas año y que le permitirá obtener entre 3.000 y 4.000 toneladas de compost de alta calidad y apto para aplicar en la agricultura sin restricciones.

Con estas actuaciones, en enero de 2019 Sogama se convertirá en una de las plantas más grandes y eficientes de Europa y del mundo, además de punto de referencia en economía circular.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *