El sistema SICMA gestiona grandes volúmenes de datos operacionales para predecir en tiempo real la evolución de la trayectoria de un potencial derrame químico, proporcionando protocolos de actuación y estrategias de respuesta.

SICMA permite afrontar incidentes de contaminación por sustancias químicas en el medio marino
Detalle de un infograma del proyecto SICMA

La compañía energética Cepsa y el Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria (IHCantabria) han desarrollado el sistema SICMA con el objetivo de mejorar la gestión de las actuaciones ante una hipotética situación de contaminación por sustancias químicas en el ámbito marítimo-portuario. El proyecto se ha desarrollado durante dos años y medio de trabajo y el sistema está ya implantado en los centros industriales de CEPSA en San Roque (Cádiz) y Palos de la Frontera (Huelva).

En los últimos años, los avances científicos y tecnológicos se han focalizado en desarrollar técnicas, procedimientos y herramientas encaminados a la gestión y prevención de derrames por hidrocarburos. Sin embargo, existe una carencia de herramientas similares que permitan responder ante sucesos de contaminación química en el medio marino, especialmente en entornos portuarios.

Para dar respuesta a esta problemática, Cepsa e IHCantabria han desarrollado el sistema SICMA, «un sistema innovador y pionero» para la prevención y respuesta que gestiona grandes volúmenes de datos operacionales, como imágenes de satélite y datos océano-meteorológicos de múltiples fuentes nacionales e internacionales, siendo capaz de predecir en tiempo real la evolución de la trayectoria de un potencial derrame químico tanto en el medio marino como atmosférico. La herramienta evalúa el riesgo de un potencial incidente, proporcionando protocolos de actuación y estrategias de respuesta.

Como explicó Ana Julia Abascal, investigadora en IHCantabria, el creciente auge del transporte y gestión de productos químicos, tanto en mar abierto como en zonas portuarias, «ha llevado a la concienciación internacional por la necesidad de desarrollar medidas de contingencia seguras y eficaces para responder a derrames de sustancias químicas y, especialmente, a las designadas como Sustancias Nocivas Potencialmente Peligrosas por su elevado riesgo para el ser humano y el medio ambiente».

Con esta iniciativa, Cepsa e IHCantabria «contribuyen a incrementar la prevención y mejorar la gestión de hipotéticos incidentes con sustancias químicas en el ámbito marino y atmosférico, además de incrementar la seguridad de los profesionales en este tipo de operaciones y optimizar el desempeño ambiental, la prevención y la respuesta ante un suceso de contaminación marina facilitando la toma de decisiones frente a situaciones de emergencia«, concluyó Abascal.

Este proyecto viene a reforzar el sistema Athenea, ya en funcionamiento desde hace años en los centros industriales de Cepsa en Andalucía y Canarias, que tiene funcionalidades similares, pero está enfocado a prevenir los derrames de hidrocarburos.

El proyecto SICMA ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación, en el marco del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2013-2016 (Retos-Colaboración).

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *