Las actuaciones iniciadas por la Agencia de Residuos de Cataluña han permitido detectar algunas irregularidades que dificultaban la trazabilidad en el mantenimiento de la segregación efectuada en origen.

Imponen sanciones a cuatro empresas catalanas por gestión irregular de residuos orgánicos

La Agencia de Residuos de Cataluña (ARC) ha incoado en los últimos meses varios expedientes sancionadores contra cuatro empresas gestoras de residuos para no efectuar una correcta gestión de los residuos orgánicos recogidos en diferentes establecimientos generadores de este tipo de desechos (residuos de las cocinas de hoteles, restaurantes y comedores colectivos y residuos de los establecimientos de distribución alimentaria).

Estos expedientes sancionadores, que conllevan sanciones económicas de 54.000 hasta 250.000 euros, según cada caso, son el resultado de las inspecciones efectuadas tanto a establecimientos generadores de residuos orgánicos como a los transportistas y plantas de transferencia.

Las actuaciones iniciadas han permitido hacer un seguimiento de la trazabilidad en la gestión de estos residuos detectando algunas irregularidades efectuadas por los operadores, que dificultaban la trazabilidad en el mantenimiento de la segregación efectuada en origen y por tanto poniendo en riesgo su valorización.

De acuerdo con la normativa vigente los establecimientos comerciales, de servicios e industriales tienen la obligación de separar en origen todas las fracciones asimilables a residuos municipales (orgánica, papel-cartón, vidrio, envases ligeros y resto) y entregarlas separadamente para su valorización. Esta gestión se puede hacer adscribiéndose al servicio municipal o bien mediante un servicio privado. En este último caso, los establecimientos productores deben disponer de un circuito comercial dado de alta a través del Sistema Documental de Residuos (SDR) para documentar el origen y destino de esta fracción, garantizando su valorización.

Así pues, tanto los establecimientos generadores de residuos orgánicos como los operadores comparten la responsabilidad para que los residuos clasificados en origen mantengan su separación hasta el destino final, permitiendo una efectiva valorización y evitando que sean mezclados con otros y eliminados de forma inadecuada.

Una buena participación y gestión por parte de todos los agentes involucrados en la gestión de los residuos orgánicos es clave para alcanzar unos buenos porcentajes en su recogida y recuperación, tal como marcan las directrices europeas. Esta es una pieza fundamental para avanzar hacia una economía realmente circular y luchar contra el cambio climático.

La Agencia de Residuos de Cataluña, en colaboración con las administraciones locales, continuará con la labor de seguimiento y control de la correcta separación y gestión de los residuos provenientes de las actividades comerciales y de servicios.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *