Un programa del Ayuntamiento permite permutar las sanciones por incumplimiento de la Ordenanza de Limpieza de Espacios Públicos y Gestión de Residuos por trabajos de aseo urbano.

1.300 infractores conmutaron sus multas por labores de limpieza en Madrid en 2020

La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid ha dado luz verde al nuevo contrato de servicios para la prestación social sustitutoria de las sanciones por incumplimiento de la Ordenanza de Limpieza de Espacios Públicos y Gestión de Residuos por valor de 668.600 euros y duración de dos años.

No hacer un uso respetuoso del espacio público puede tener consecuencias en el bolsillo, pero la sanción económica se puede permutar por cepillo y pala participando en el programa de prestación sustitutoria en limpieza del Ayuntamiento de Madrid. Durante 2020, un total de 1.300 personas se adhirieron a esta iniciativa, de las que un 94,5% era residente en la Comunidad de Madrid.

La participación en esta iniciativa se incrementó casi un 70% durante 2020 respecto al año anterior, incluso con el parón de tres meses a consecuencia de la pandemia. Y la parte más positiva es la de concienciación: los participantes en el programa aseguran que no piensan repetir la infracción y ponen en valor la importancia de mantener limpia la vía pública, así como el gran trabajo que supone la limpieza para los trabajadores municipales.

Los usuarios del programa efectúan, durante varios días y en función de la sanción cometida, las actuaciones básicas de limpieza viaria como barrido manual con cepillo o escoba o limpieza de elementos de mobiliario urbano. Manejan el carro de limpieza; usan la pala, recogedor y rastrillo palmera y vacían y limpian papeleras, además de retirar pegatinas y carteles presentes en elementos del mobiliario urbano.

Para el desarrollo de la prestación, se distribuyen en grupos de máximo ocho personas por tutor, cumpliendo un mínimo de cinco horas a desarrollar en jornadas de mañana y tarde, de lunes a domingo, incluidos festivos.

Infracciones y perfil

La infracción por incumplimiento de la Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos más cometida es la de orinar en la vía pública, con un 83,9% del total. Le sigue tirar residuos, sobre todo en el entorno de los contenedores (7,1%), ensuciar por hacer botellón (3,8%) y realizar graffitis (2,6%). El resto de las sanciones como limpiar los coches en vía pública, no recoger los excrementos de mascotas o el mal uso de los recipientes para reciclar, entre otras, supone valores inferiores al 1 %, cada una de ellas, de las infracciones totales que se acogen a la medida sustitutoria.

Respecto al perfil del infractor no hay grandes cambios: mayoritariamente son universitarios (el 45% del total) y hombres (84%) frente a un 16 % de infractoras femeninas. El rango de edad se establece entre los 18 y 29 años en un 68% de los casos. Un 16 % de los sancionados tiene entre 30 y 39 años y un 15 % es mayor de 40 años.

El número de jornadas a realizar se calcula según la siguiente equivalencia:

  • 100 euros = cuatro horas (una jornada).
  • 200 euros = ocho horas (dos jornadas de cuatro horas o una jornada de ocho horas).
  • 300 euros = diez horas (en jornadas de cuatro u ocho horas).
  • 400 euros = 12 horas (en jornadas de cuatro u ocho horas).
  • 500 euros = 14 horas (en jornadas de cuatro u ocho horas).
  • 600 euros = 16 horas (en jornadas de cuatro u ocho horas).
  • 701 euros = 18 horas (en jornadas de cuatro u ocho horas).
  • 751 euros = 20 horas (en jornadas de cuatro u ocho horas).
  • A partir de 751 euros, de forma progresiva.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *