Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

España se queda algo por debajo de la media con un 17,4% de aportación de las energías renovables al consumo final bruto, y a 2,6 puntos de su objetivo del 20% en 2020.

Energías renovables en la UE

La cuota de energía procedente de fuentes renovables en el consumo final bruto de energía en la Unión Europea alcanzó el 18% en 2018, frente al 17,5% de 2017, según los datos que acaba de publicar Eurostat. Este porcentaje supone también el doble de la cuota cubierta por las energías renovables en 2004 (8,5%), el primer año del cual hay datos disponibles.

El aumento de la cuota de las energías renovables es esencial para alcanzar los objetivos de la UE en materia de clima y energía. El objetivo de la UE es que el 20% de la energía consumida proceda de fuentes renovables a final de este año 2020, y al menos el 32% en 2030.

No obstante, cada Estado miembro de la UE tiene su propio objetivo de cara al año 2020. Los objetivos nacionales tienen en cuenta los diferentes puntos de partida de los países, el potencial de las energías renovables y el rendimiento económico.

Así, de los 28 Estados miembros de la UE, 12 ya han alcanzado una cuota igual o superior a sus objetivos nacionales vinculantes para 2020. Son los casos de Bulgaria, Chequia, Dinamarca, Estonia, Grecia, Croacia, Italia, Letonia y Lituania, Chipre, Finlandia y Suecia.

Otros cuatro Estados miembros están cerca de cumplir sus objetivos -es decir, a menos de un punto porcentual (pp) de distancia-, nueve están entre 1 y 4 pp de distancia (es el caso de España), mientras que tres están a 4 o más pp de sus objetivos.

Suecia, a la cabeza de las renovables en la UE

En 2018, la cuota de aportación de las fuentes renovables al consumo final bruto de energía aumentó en 21 de los 28 Estados miembros, mientras que permaneció estable en un Estado miembro y disminuyó en seis. Desde 2004, ha crecido significativamente en todos los Estados Miembros.

Suecia tiene, con mucho, la cuota más alta en 2018, con más de la mitad (54,6 %) de su energía procedente de fuentes renovables, por delante de Finlandia (41,2%), Letonia (40,3%), Dinamarca (36,1%) y Austria (33,4%).

En el extremo opuesto de la escala, la proporción más baja de renovables se registró en los Países Bajos (7,4%). También se registraron porcentajes bajos, inferiores al diez por ciento, en Malta (8,0%), Luxemburgo (9,1%) y Bélgica (9,4%).

En el caso de España, las fuentes renovables aportaron el 17,4% del consumo final, a 2,6 puntos de su objetivo del 20% para este año.

Es de destacar el caso de Noruega -aunque no pertenece a la UE y por tanto no se incluyen sus datos en la media oficial-, con un apabullante 72,8% de aportación de las renovables, superando ampliamente su objetivo del 67,5%.

Holanda y Francia, los más alejados de sus objetivos

Rumania está a 0,1 puntos porcentuales (pp) de su objetivo nacional para 2020. Hungría, Austria y Portugal están a menos de 1 pp, y Alemania, Luxemburgo y Malta a unos 2 puntos porcentuales de sus objetivos para 2020.

En el extremo opuesto, los Países Bajos (6,6 pp), Francia (6,4 pp), Irlanda (4,9 pp), Reino Unido (4 pp) y Eslovenia (3,9 pp) son los más alejados de sus objetivos.

Aportación de las fuentes renovables al consumo de energía en la UE
Fuente: Eurostat

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *