Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Un grupo interdisciplinar de investigadores y académicos británicos aseguran que sustituir los plásticos por los materiales actualmente disponibles podría aumentar notablemente el uso de energía y recursos y por tanto los costes ambientales.

Botellas de plástico recicladas
El grupo de expertos británicos apuestan por implementar una economía circular de los plásticos

Alrededor de 40 académicos del Reino Unido de múltiples disciplinas, incluyendo ingeniería, ciencias, economía y ciencias sociales, han creado una nueva red para tratar temas relacionados con el plástico. Según estos expertos, implementar una economía circular para los plásticos sería la mejor manera para hacer frente al problema derivado del uso de estos materiales, ya que no existe hoy una alternativa creíble al plástico.

Los académicos están a favor de establecer medidas urgentes para prevenir los efectos ambientales potencialmente dañinos de los plásticos, pero consideran que los argumentos actuales para reducir o prohibir el uso del plástico son cortos de miras y no se basan en hechos.

El profesor de la cátedra de química química de los materiales del Instituto de Ciencias Químicas de la Universidad de Heriot-Watt, David Bucknall, señaló que las estimaciones muestran que la sustitución de los plásticos por los materiales actualmente disponibles puede duplicar el consumo mundial de energía y triplicar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Otro análisis también concluyó que el coste ambiental de reemplazar el plástico podría ser casi cuatro veces mayor.

Según explicó Bucknall “casi todo lo que tocamos o con lo que interactuamos a diario está hecho o contiene un plástico de algún tipo. Prohibir o reducir su uso tendría un impacto masivo en la forma en que vivimos. Por ejemplo, reemplazar los plásticos con materiales alternativos como el vidrio y los metales costaría más en la fabricación debido a la energía consumida y los recursos, incluida el agua, necesarios para procesarlos”.

Como parte del Pacto por los Plásticos del Reino Unido, varios minoristas, fabricantes, recicladores y grupos de gestión de recursos acordaron tomar las medidas necesarias para utilizar solo envases reutilizables, reciclables o compostables para el año 2025. Y diversas organizaciones como el Programa de Acción de Residuos y Recursos (WRAP) y la Fundación Ellen McCarthur (EMF) están implementando medidas eficientes para controlar el uso y la eliminación de plásticos.

El gobierno británico también ha anunciado planes para lanzar un nuevo impuesto a partir del 1 de abril de 2022 sobre envases de plástico producidos o importados, que no incluyan un mínimo del 30% de contenido reciclado.

La profesora de estudios de género y estudios laborales de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Heriot-Watt (Edimburgo), Kate Sang, dijo: “Si vamos a abordar el debate sobre el plástico, debemos hacerlo desde una posición basada en la evidencia. Si bien todos hemos visto el daño ambiental causado por la contaminación plástica, debemos reconocer que los plásticos de un solo uso han transformado la atención sanitaria en este país y se han vuelto esenciales para brindar un servicio de salud seguro y responsable”.

Fuente:
Compelo

 

2 Responses to “¿Podría la prohibición del plástico ser perjudicial para el medio ambiente?”

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *