Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

En el mundo se generan anualmente unos 50 millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, de los que solo se recicla formalmente el 20%. Un nuevo informe solicita la colaboración de  grandes marcas, pymes, instituciones académicas, sindicatos y sociedad civil, para reorientar el sistema y reducir un desperdicio de recursos estimado en más de 62.000 millones de dólares.

residuos electrónicos
Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

Siete entidades de la ONU se han unido, con el apoyo del Foro Económico Mundial y el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), con el objetivo de recabar esfuerzos internacionales para abordar los desafíos que plantean los residuos electrónicos.

Un informe lanzado la semana pasada en el marco del Foro Económico Mundial, solicita una colaboración sistemática de las grandes marcas, pequeñas y medianas empresas, instituciones académicas, sindicatos, sociedad civil y asociaciones en un proceso deliberativo para reorientar el sistema y reducir el desperdicio de recursos cada año.

Cada año, se producen aproximadamente 50 millones de toneladas de residuos de aparatos electrónicos y eléctricos (RAEE). En términos de valor material, esto supone 62.500 millones de dólares, más que el PIB de la mayoría de los países.

La computación en la nube y el Internet de las Cosas, están «desmaterializando» gradualmente la industria electrónica, según el informe

Menos del 20% de estos residuos se reciclan formalmente. De manera informal, millones de personas en todo el mundo (más de 600.000 solo en China) trabajan para deshacerse de los desechos electrónicos, gran parte de ellos en condiciones de trabajo perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

El informe, «A New Circular Vision for Electronics. Time for a Global Reboot», lanzado en Davos el pasado 24 de enero, asegura que tecnologías como la computación en la nube y el Internet de las Cosas (IoT) apoyan la «desmaterialización» gradual de la industria electrónica.

Mientras tanto, para aprovechar el valor global de los materiales presentes en los residuos electrónicos y crear cadenas de valor circulares globales, el informe también apunta al uso de nuevas tecnologías para crear modelos de negocio de servicio, un mejor seguimiento de productos y programas de devolución de fabricantes o minoristas.

El informe señala que la eficiencia de los materiales, la infraestructura de reciclaje y la ampliación del volumen y la calidad de los materiales reciclados para satisfacer las necesidades de las cadenas de suministro de productos electrónicos serán esenciales para la producción futura.

Y si el sector de la electrónica se apoya en la combinación de políticas adecuadas y se administra de manera correcta, podría llevar a la creación de millones de empleos decentes en todo el mundo.

El nuevo informe apoya el trabajo de la E-waste Coalition, que incluye entre sus miembros a las siguientes entidades:

  • Organización Internacional del Trabajo (OIT);
  • Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT);
  • Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA);
  • Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI);
  • Instituto de las Naciones Unidas para la Formación e Investigación (UNITAR);
  • Universidad de las Naciones Unidas (UNU), y
  • Secretarías de los convenios de Basilea y Estocolmo.

La Coalición cuenta con el respaldo del Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD) y el Foro Económico Mundial y está coordinada por la Secretaría del Grupo de Gestión Ambiental (EMG) de Naciones Unidas.

Iniciativas en países en desarrollo

Se está haciendo un trabajo considerable en este terreno. Por ejemplo, para aprovechar la oportunidad de la economía circular, el Gobierno de Nigeria, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y el PNUMA han anunciado una inversión de 2 millones de dólares para iniciar la industria formal de reciclaje de residuos electrónicos en Nigeria. La nueva inversión aprovechará más de 13 millones de dólares en financiación adicional del sector privado.

Según la Organización Internacional del Trabajo, en Nigeria, más de 100.000 personas trabajan en el sector informal de residuos electrónicos. Esta inversión ayudará a crear un sistema que regularice a estos trabajadores, dándoles un empleo seguro y decente mientras recupera el valor presente en las 500.000 toneladas de residuos electrónicos del país.

Otro informe prevé un futuro en el que todos los materiales irán acompañados de un conjunto de datos digitales que facilitarán su reciclaje

La ONUDI, por su parte, colabora con un gran número de organizaciones en proyectos de residuos electrónicos, incluidos la UNU, la OIT, la UIT y la OMS, así como con varios socios, como Dell y la Asociación Internacional de Residuos Sólidos (ISWA). En la región de América Latina y el Caribe, un proyecto de residuos electrónicos de la ONUDI, cofinanciado por el FMAM, busca apoyar el crecimiento económico y social sostenible en 13 países. Desde la modernización de las instalaciones de reciclaje de RAEE hasta el establecimiento de estrategias nacionales de gestión de residuos electrónicos, la iniciativa adopta un enfoque de economía circular, al tiempo que mejora la cooperación regional.

Otro informe de la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE) lanzado la semana pasada por el Foro Económico Mundial, con el apoyo de Accenture Strategy, describe un futuro en el que las tecnologías de la Cuarta Revolución Industrial proporcionan una herramienta para lograr una economía circular de manera eficiente y efectiva, y donde todos los los materiales van acompañados de un conjunto de datos digitales (como un pasaporte o huella digital para los materiales), que crean un «internet de materiales». PACE es un mecanismo de colaboración y acelerador de proyectos organizado por el Foro Económico Mundial que reúne a 50 líderes de empresas, gobiernos y organizaciones internacionales para colaborar en el avance hacia la economía circular.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *