Esta iniciativa europea desarrollada en Gipuzkoa apuesta por productos ecodiseñados y ofrecidos bajo un modelo de servitización que fomenta la reparación y reutilización, generando a su vez empleo verde para personas en riesgo de exclusión.

Proyecto CSERVEES de economía circular en el ámbito de la electrónica

El pasado 1 de marzo entró en vigor en la Unión Europea la normativa sobre el “Derecho a reparar”, que no es otra cosa que obligar a las empresas a que los electrodomésticos puedan ser reparados durante, al menos, 10 años desde la fecha de compra. Esta medida está en vigor actualmente y ha sido aprobada con la intención de reducir la huella ambiental de los productos manufacturados haciéndolos más duraderos y energéticamente eficientes.

Pero la realidad es que muchos productos no se pueden reparar porque han sido diseñados y fabricados desde el paradigma de la economía lineal, es decir, para ser comprados, usados, tirados y volver así nuevamente a comprar uno nuevo. De ahí que una cantidad ingente de productos como electrodomésticos, bombillas, aparatos electrónicos, etc., tienen unas expectativas de vida muy cortas.

Sin embargo, existen también iniciativas que abordan esta cuestión de manera innovadora. Es el caso del proyecto CSERVEES, basado en la simbiosis industrial y la economía circular, y en el que participan un productor de lavadoras y televisiones, Arçelik, y su filial en España (Beko), junto con Emaús Fundación Social y otros socios nacionales e internacionales. El proyecto propone un modelo para que cualquier empresa o negocio usuario de este tipo de aparatos pueda minimizar su impacto medioambiental y, al mismo tiempo, generar “empleo verde” para personas en riesgo de exclusión.

Así CSERVEES permite demostrar que con una correcta coordinación entre distintos agentes es posible alargar el ciclo de vida de los aparatos eléctricos y electrónicos.

En este caso, el productor de lavadoras y televisiones Arçelik (Beko) produce aparatos con criterios de ecodiseño, más eficientes, con materiales reciclados, etc., y los instala en una organización que utiliza de forma intensiva estos aparatos -en el caso de este proyecto piloto, los centros de Fundación Matía-. De esta forma, en lugar de venderlos, se utiliza un modelo de renting en línea con la servitización; esto es, se trata de dejar de ser un mero vendedor de productos, para convertirse en una empresa que ofrece servicios a posteriori sobre dicho producto, como el mantenimiento y las reparaciones.

A medida que pasa el tiempo, Emaús se encarga de reparar y reacondionar las lavadoras y televisores, de forma que sigan siendo utilizados por la propia Fundación Matía o comprados por un usuario final en las tiendas de segunda mano de Emaús. De esta manera, se alarga al máximo el ciclo de vida del producto y, al mismo tiempo, se genera empleo y formación técnica especializada a personas en riesgo de exclusión. Asimismo, cuando no se puedan recuperar para la reutilización, Emaús derivará estos aparatos a un gestor final que reciclará al máximo los materiales de los que está hecho.

Residuos electrónicos

Esta es una fórmula en la que todas las partes, en una relación de simbiosis, se benefician, y que permite superar el modelo de producir y consumir de manera lineal que resulta altamente insostenible. Con esta sencilla fórmula, además, se lucha contra la obsolescencia programada y se evitan emisiones de CO2 a la atmósfera. No se puede obviar que anualmente se generan más de 40 millones de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), y que este flujo de residuos es el que más crece a nivel internacional.

Emaús, junto con sus socios, inició este nuevo servicio “verde” en el año 2020 ofreciendo esta nueva fórmula de producción, distribución y consumo de las lavadoras, haciendo la primera prueba en los centros de Fundación Matía. Un año después, y a la vista de la viabilidad de este modelo, se ha extendido a los televisores. Se trata, sin duda, de una forma idónea para que aquellos negocios y organizaciones que hagan un uso intensivo de estos aparatos puedan mejorar su impacto social y medioambiental buscando ofertas circulares y sostenibles como esta.

 

One Response to “El proyecto CSERVEES explora un modelo simbiótico y circular para el consumo de aparatos electrónicos”

  1. Isaias Servin, Responder

    Me pueden informar cual es la normativa que entrp en vigor el pasado 1 de marzo en la Unión Europea sobre el “Derecho a reparar”, y que obliga a las empresas a que los electrodomésticos puedan ser reparados durante, al menos, 10 años desde la fecha de compra. Saludos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *