En una primera fase que comenzará el próximo 26 de abril, el Ayuntamiento de la capital riojana instalará 100 contenedores marrones para biorresiduos en cinco barrios y seis calles de la ciudad.

Logroño inicia la recogida selectiva de residuos orgánicos

Logroño comenzará el próximo 26 de abril la recogida selectiva de residuos orgánicos, que se irá implantando de una forma progresiva por diversos barrios y calles de la capital riojana. Para ello se instalará un nuevo contenedor de color marrón.

Según explicó el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza la recogida selectiva de comenzará en una primera fase en “cinco barrios y seis calles. Se trata de un nuevo servicio público para cuidar la ciudad y cuidar también el medio ambiente”. Así, el Ayuntamiento realizará una dotación aproximada de 100 contenedores de recogida de materia orgánica en las primeras zonas que dispondrán de este servicio.

Los residuos orgánicos o biorresiduos son todos aquellos residuos de origen vegetal o animal susceptibles de degradarse rápidamente, transformándose en materia orgánica. Se componen de restos de comida y restos vegetales de origen domiciliario. En general, todos los residuos alimenticios sin envasar. Y es imprescindible que los residuos se viertan a los contenedores embolsados preferiblemente en bolsas compostables.

El objetivo de esta iniciativa es transformar estos residuos en «productos útiles como abonos de uso agrícola”, explicó el concejal de Medio Ambiente, José Manuel Zúñiga.

El programa de recogida de residuos orgánicos se denomina “Logroño+1” y contribuye, en palabras del alcalde, a “dar un paso más para hacer de Logroño una ciudad ‘residuo cero’, que cuenta con toda la infraestructura necesaria para reciclar todos los residuos que producimos en los hogares y en los trabajos”.

Se trata de un nuevo sistema en Logroño que “pretende contribuir al propósito de convertir Logroño en una ciudad verde y limpia, comprometida con la sostenibilidad ambiental y que avanza en el cumplimiento de los indicadores ambientales y en la responsabilidad de nuestro medio ambiente. Consolidando como servicio público el objetivo que la Unión Europea ha fijado para sus ciudades: alcanzar el 50% de residuos preparados para la reutilización y el reciclado”, explicó el concejal de Medio Ambiente.

Cuatro fases diferenciadas

El programa de implantación de la recogida de residuos orgánicos está formado por cuatro fases.

La primera de ellas, que comenzará el 26 de abril, servirá para obtener evidencias de que sistema se adecúa mejor a la cultura, modo de vida y uso de la ciudad. La segunda, que se iniciará a finales de 2021 o comienzos del 2022, definirá un modelo único de recogida y depósito para toda la ciudad, sobre la base de las experiencias, los datos y las evidencias del proceso de recogida y de la calidad de los residuos obtenidos.

La tercera fase ampliará este nuevo servicio a los diferentes barrios de Logroño, y la cuarta servirá para seguir educando en reducción y reciclaje a la ciudadanía.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *