Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

El Bureau of International Recycling (BIR) celebró el pasado viernes una reunión virtual de los miembros de las distintas asociaciones nacionales para conocer la evolución de la pandemia del COVID-19 en los distintos países y cómo está afectando a la industria del reciclaje.

Evolución dispar de la industria del reciclaje en el marco de la pandemia del COVID-19

China ha levantado casi todas sus restricciones de cierre, pero las fábricas no tienen suficientes pedidos para operar a plena capacidad, así como mercados insuficientes para abastecer.

En un desarrollo positivo para el reciclaje de plásticos, los precios del petróleo están subiendo lentamente después de su fuerte descenso; sin embargo, los costos de procesamiento de la chatarra siguen siendo mayores que los precios de reventa.

Al mismo tiempo, sin embargo, los compradores se han vuelto cada vez más selectivos en cuanto a la calidad de la chatarra que compran. Algunas plantas de reciclado de plástico están quebrando y se están encontrando problemas con el trabajo informal. En general, las fábricas están produciendo sólo a un 30-40% de su capacidad.

Los problemas de demanda probablemente persistirán, con los países reacios a comprar a China no sólo por el temor al virus, sino también como parte de un intento de reducir su dependencia exterior, algo que podría cambiar drásticamente el panorama empresarial chino en los próximos años.

En la India, las asociaciones comerciales siguen en contacto con el gobierno en relación con la congestión portuaria actual, en particular con el levantamiento de las detenciones a fin de reducir el impacto en el comercio internacional. Sin embargo, algunos operadores portuarios no están cooperando con las órdenes del gobierno de conceder exenciones para el alquiler de espacios.

En general, las medidas de cierre de la India se están suavizando lentamente, aunque las fábricas que han reabierto están operando a sólo un 30-40% de la capacidad de producción y también se enfrentan a problemas de retrasos en los pagos y a la imposibilidad de que la mano de obra regrese al trabajo. No obstante, se espera que la industria india esté plenamente operativa en las próximas semanas.

Desde EE.UU. siguen informando de los desafíos de la oferta frente a la fuerte demanda. La Agencia de Protección del Medio Ambiente está instando al público a seguir reciclando, especialmente papel.

No hay informes de los EE.UU. sobre problemas con las exportaciones o el control de las mismas. La oferta y la demanda están en un equilibrio razonable, pero a niveles bajos.

El vecino Canadá depende mucho de las importaciones y exportaciones, sobre todo de los Estados Unidos, y esta relación determinará el ritmo de recuperación del primero a medida que sus regiones empiecen a aflojar las restricciones por el virus. Canadá también se está centrando en la recuperación económica ecológica y las empresas necesitan mostrar planes de sostenibilidad como criterio para acceder a la financiación gubernamental. Por el momento, los puertos de la costa oeste de Canadá están viendo una escasez de contenedores.

Europa

En Europa, se está produciendo una reapertura económica gradual en muchos países. En Alemania, la industria está reanudando la producción en diversos grados y el 15 de mayo se reabrieron las fronteras con el resto de la Unión Europea, lo que alivia los problemas de logística. Mientras tanto, el 35% de los miembros de la asociación en Alemania solicitaron ayuda gubernamental bajo el esquema de dar permisos en lugar de despedir a los empleados.

Las restricciones de cierre de empresas se han suavizado para muchos en el Reino Unido. Algunos astilleros sólo están entregando o recogiendo, pero, aunque las ventas son un problema, el negocio está mejorando lentamente. Las matriculaciones de automóviles nuevos en el Reino Unido cayeron en picado un 97% en abril, lo que pone de manifiesto la grave presión que la pandemia está ejerciendo sobre la industria de los metales secundarios.

En cuanto al papel recuperado, la caída de los volúmenes del Reino Unido ayudó a impulsar los precios y a restablecer los márgenes, pero las recolecciones se están reanudando lentamente. De hecho, se espera que los precios vuelvan a bajar a medida que se reabra la UE. En previsión de una segunda ola del virus, algunas fábricas se han sobrecargado de existencias.

En España, la actividad de la industria ha aumentado en torno al 15% en las dos últimas semanas. Los depósitos de chatarra están abiertos, pero los niveles de trabajo están dictados por los diferentes flujos de material. Dependiendo de los insumos, los operadores de materiales ferrosos y no ferrosos están trabajando generalmente al 30-50% de su capacidad, con muy pocos acercándose al 60-75%.

Las plantas de medios pesados están al 40-50% mientras que alrededor del 70% de los desmanteladores de automóviles están cerrados. Los recicladores de textiles están trabajando aproximadamente al 30% de su capacidad y las recolecciones municipales están suspendidas, mientras que los recicladores de neumáticos están a sólo 20-30% de su capacidad por los cierres de talleres de reparación.

En los Países Bajos, el reciclaje ha sido considerado una industria esencial durante la crisis. Inicialmente, muchos empleados se tomaron una cantidad significativa de bajas por enfermedad, pero los negocios ahora están funcionando casi a su capacidad normal.

La industria de toda Polonia se ha visto gravemente afectada por la pandemia y la recolección de chatarra también se ha visto afectada. Los volúmenes de recolección de cobre bajaron un 30% en marzo y un 45% en abril, mientras que se ha registrado una caída del 25% en el caso del estaño, del 50% en el del plomo y del 75% en el del aluminio. La chatarra de cobre ha superado a los demás metales no ferrosos y está disfrutando de una sólida demanda, mientras que el aluminio se ha visto muy afectado por las dificultades de un sector automovilístico que sigue bloqueado. Las nuevas matriculaciones de vehículos comerciales bajaron un 60% con respecto al año anterior en abril.

Una encuesta entre los miembros de la asociación revela una disminución del 30-55% en las recogidas de chatarra, dependiendo del tamaño de la empresa; para mayo, las expectativas son de una disminución del 35-40% en las recogidas en comparación con el mismo mes del año pasado.

Mientras tanto, se están llevando a cabo negociaciones con el gobierno en relación con la ayuda pública, el crédito y la posible suspensión de los pagos.

La mitad de las regiones de Rusia todavía tienen restricciones en la recolección de chatarra, lo que lleva a una fuerte caída en los volúmenes; estos fueron un 50% más bajos en abril que en el mismo mes del año pasado y lo mismo se espera para mayo. La demanda global de chatarra ha caído un 30%. Como las industrias metalúrgicas y de reciclaje de Rusia están orientadas a la exportación, se han visto muy afectadas por la pandemia.

Suspensión de exportaciones en EAU

De especial preocupación para Rusia ha sido la decisión de los Emiratos Árabes Unidos de suspender las exportaciones de chatarra ferrosa y papel recuperado durante cuatro meses. Aunque esta medida tiene por objeto fortalecer la demanda interna de los EAU, la Oficina de Reciclaje del Oriente Medio ha advertido que la industria local no podrá manejar toda la chatarra disponible y, por lo tanto, las exportaciones deberán reanudarse en breve.

Mientras tanto, se ha observado una mejora en las exportaciones de los EAU a la India, pero algunos clientes no están dispuestos a pagar mientras los contenedores sigan retenidos en los puertos, mientras que otros no tienen liquidez.

Se prevé que la economía de los EAU se reabra plenamente una vez que termine el Ramadán el 23 de mayo, momento en el que Arabia Saudita prevé un aumento de sus volúmenes de exportación de chatarra, actualmente muy bajos.

También en Arabia Saudita se ha decidido aumentar el IVA del 5% al 15% en julio para ayudar a compensar los bajos precios del petróleo.

Brasil también está preocupado por las restricciones a la exportación de los Emiratos Árabes Unidos y podría tomar represalias. Mientras tanto, los cierres de la industria en respuesta al coronavirus han llevado a una caída del 65% en la generación de chatarra dentro del país.

En toda Sudáfrica hay informes de inconsistencias en la aplicación de las restricciones: por ejemplo, un comerciante en Durban que opera dos depósitos a 10 kilómetros de distancia ha sido informado por la policía de que uno puede operar mientras que el acceso al otro está restringido. Los volúmenes que llegan a los depósitos de chatarra son muy bajos a pesar de la existencia de demanda.

Dado que se prevé que a finales de mayo se suavicen las medidas de cierre en Sudáfrica, algunos proveedores están presionando para pasar a contratos a más corto plazo a fin de mitigar los posibles riesgos. Mientras tanto, los exportadores tienen problemas para obtener permisos de exportación para la chatarra ferrosa y no ferrosa.

One Response to “El volumen de negocio de la industria mundial del reciclaje evoluciona de forma dispar”

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *