Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

European Plastics Converters cree que el proceso se está produciendo a una velocidad indebida más por motivos políticos que medioambientales, ante las próximas elecciones europeas.

Vasos de plástico de un solo uso

La industria europea del plástico cree que los recientes desarrollos de la propuesta de la directiva de la UE sobre plásticos de un solo uso «se están desarrollando a una velocidad muy preocupante». Según European Plastics Converters (EuPC), «estamos viendo una serie de pasos legislativos apresurados de la UE que también cuestionan el tiempo para que los legisladores formen adecuadamente sus propias opiniones».

En un comunicado, la organización que agrupa a la industria transformadora del plástico, afirma que «la velocidad indebida de este proceso parece estar impulsada por las próximas elecciones europeas, sin una evaluación científica de las consecuencias y los daños al medio ambiente».

A principios de este año, la Comisión Europea publicó una Estrategia de la UE sobre plásticos que se centró en la necesidad de evaluar científicamente las mejores soluciones ambientales, proporcionar soluciones circulares y aumentar la recogida y el reciclaje por separado. Meses después se presentó esta propuesta, que exige reducciones y prohibiciones a los plásticos de un solo uso, lo que, para EuPC, «reducirá una buena fuente de insumos de reciclaje y afectará a la disponibilidad de ciertas categorías de envases y embalajes».

«Esto sucede en un momento en que las directivas de residuos recientemente revisadas aún no han tenido el tiempo de ser implementadas en su totalidad», añade la organización.

Los transformadores europeos de plástico temen que muchos de los envases de un solo uso sean «discriminados por supuestas soluciones medioambientales, como vasos de papel con recubrimiento de plástico, que no necesariamente funcionan mejor que los vasos de plástico desde el punto de vista del ACV (Análisis de Ciclo de Vida) y también presentan opciones más débiles de eliminación y reciclaje al final de la vida útil».

Además, aseguran que «los nuevos calendarios para el debate interno y las votaciones empujan al Parlamento Europeo y a los Estados miembros a la situación extrema de limitar la comprensión de tales consecuencias«.

Por esta razón, EuPC insta a los miembros del Parlamento Europeo y representantes de los Estados miembros a «que se sienten en el Consejo a tomarse tiempo para comprender las verdaderas implicaciones de una propuesta de este tipo, que está lejos de asegurar los beneficios ambientales deseados, pero en lugar de ello corre el riesgo de destruir puestos de trabajo en la UE para muchas pymes».

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *