Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Los eurodiputados consideran que hacer excepciones sobre el contenido de plomo en el PVC reciclado no es compatible con el reglamento REACH.

Rechazo finald e la Eurocámara a la presencia de plomo en el PVC reciclado

La Comisión Europea ha propuesto modificar las normas relativas a la concentración de plomo en el PVC (policloruro de vinilo). Como regla general, la propuesta contemplaba una concentración máxima del 0,1% de plomo en el PVC, pero permitía umbrales más altos para el PVC reciclado (2% en PVC rígido y 1% en PVC flexible/blando). Ayer, el pleno del Parlamento Europeo rechazó dicha propuesta.

Los eurodiputados creen que la hacer una excepción para el PVC reciclado va en contra del principio fundamental del reglamento REACH, que es proteger la salud humana y el medio ambiente. Recuerdan que el plomo es una sustancia tóxica que puede afectar seriamente a la salud, incluyendo daños neurológicos irreversibles, incluso en dosis bajas. Consideran que los niveles propuestos por la Comisión no corresponden a «niveles seguros» y subrayan que existen alternativas.

La objeción del Parlamento significa que el proyecto de medida no será adoptado por la Comisión Europea, que podrá ahora presentar un proyecto modificado o uno nuevo.

El Parlamento Europeo ha mantenido durante mucho tiempo la posición de que el reciclaje del PVC no debe perpetuar el problema de los metales pesados. Los productores europeos comenzaron a eliminar gradualmente el plomo del PVC en 2015, debido al compromiso voluntario de la industria del PVC de la UE; no obstante, algo de plomo sigue presente en el PVC importado.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *