Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El informe, que será votado el próximo miércoles, reclama a la Comisión Europea que establezca un objetivo obligatorio para aumentar un 30% la eficiencia de los recursos en la UE en 2030.

El Parlamento Europeo debate hoy  un informe que pide a la CE una propuesta ambiciosa sobre economía circular
Modelo esquemático del funcionamiento de una economía circular

La cantidad de materias primas consumidas anualmente en Europa equivale a una media de catorce toneladas por ciudadano. Y la generación de residuos –de todo tipo– supone otras cinco toneladas por habitante al año. En un mundo de recursos menguantes, esta situación es insostenible. La solución pasa por reutilizar, reparar o reciclar los productos o sus materiales, lo que reduciría los residuos. Por ello, hoy lunes el Parlamento Europeo debate un informe que pide a la Comisión Europea que presente una propuesta ambiciosa para facilitar la transición hacia una economía circular y que los productos sean diseñados para tener más de una vida.

En una economía circular, al contrario que en la lineal –basada en el principio de usar y tirar–, el ciclo de vida de los productos se extiende gracias a un mejor ecodiseño que facilita las reparaciones, la reutilización y la refabricación. La vida útil de los productos también se alarga gracias a una durabilidad mejorada, a una mejor gestión del tratamiento de residuos y a nuevos modelos de negocio basados en alquilar, compartir y recurrir a artículos de segunda mano. Todo lo cual convierte al consumidor en usuario.

Además, el aprovechamiento de recursos permite reducir la dependencia del exterior. Europa depende de la importación de recursos más que ninguna otra región del mundo, e importa el 40% de los materiales que utiliza. Para determinados recursos estratégicos, como los minerales y las sustancias nutritivas, ese porcentaje es incluso superior. El 92% del fósforo, que es crucial para la agricultura europea, se importa fundamentalmente de Rusia, Siria, Marruecos y Túnez.

En un informe que se debate hoy y será votado el miércoles, el Parlamento Europeo reclama a la CE que su propuesta sobre economía circular establezca un objetivo obligatorio para aumentar un 30% la eficiencia de la gestión de los recursos en la Unión Europea en 2030, en comparación con 2014. Esta medida podría impulsar el producto interior bruto (PIB) casi un 1% y crear dos millones de nuevos puestos de trabajo sostenibles, según los cálculos de la Comisión Europea.

“Para invertir la tendencia, necesitamos un verdadero cambio de paradigma y un enfoque sistemático que requiere cambios tanto reglamentarios como económicos, además de sociales y educativos”, señaló la eurodiputada popular finlandesa Sirpa Pietikäinen, ponente de la Eurocámara en esta cuestión.

Fuente:
Parlamento Europeo

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *