Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La nueva ley establece que nunca se declarará apto para uso urbano un emplazamiento que haya soportado una actividad de deposición de residuos peligrosos o residuos que, como los urbanos, puedan generar gases o dar lugar a problemas geotécnicos.

El Gobierno Vasco ha aprobado el Proyecto de Ley de “Prevención y corrección de la contaminación del suelo”, que pretende, según la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial Ana Oregi, “reducir la intervención administrativa, simplificándola con el principio de la ‘no tutela’, manteniendo siempre los estándares de calidad ambiental”.

La nueva ley, que será trasladada al Parlamento Vasco para su debate y definitiva aprobación, se adapta a los principios de la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, e incorpora aportaciones de otras normativas sectoriales como la de Responsabilidad Ambiental o el Reglamento de Emisiones Industriales, que desarrolla la Ley de prevención y control integrados de la contaminación, estableciendo además un sistema de tasas.

Según la consejera Oregi, entre las novedades que aporta el Proyecto de Ley se encuentra “la clasificación de las actividades potencialmente contaminantes del suelo en función de su potencial contaminante, fijando diferentes obligaciones. En consecuencia, se establecen dos procedimientos diferentes: la declaración de la calidad del suelo y la declaración de aptitud de uso del suelo, sin olvidar las posibilidades de exención”.

“La ley establece nuevas previsiones para emplazamientos en los que se ha desarrollado una actividad de deposición de residuos, una mayor atención a la protección del agua que pudiera sufrir afecciones como consecuencia de la contaminación del suelo, y una nueva estructura para dar coherencia a los nuevos contenidos”, añade Ana Oregi.

Así, “nunca se declarará apto para el uso de vivienda u otro equiparable a uso urbano a los efectos de la ley, un emplazamiento que haya soportado una actividad de deposición de residuos peligrosos o residuos que, como los urbanos, puedan generar gases o dar lugar a problemas geotécnicos”, concluye Oregi.

El Gobierno Vasco estima que para el periodo comprendido entre el año 2013 y 2040, 7.409 emplazamientos estarán dentro de alguno de los supuestos que el Anteproyecto de Ley contempla y que da lugar a la prestación de servicios ambientales por la Administración vasca. De ellos, se ha estimado que el 40% del total de emplazamientos será objeto de investigación de la calidad del suelo, otro 40% se someterá al procedimiento de aptitud de uso del suelo, y el 20 % restante podrá ser objeto de alguno de los supuestos de exención que la norma regula.

Fuente:
Ihobe

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *