Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Entre los proyectos subvencionados destaca la recuperación de vertederos inactivos y terrenos con un pasado industrial a los que se les quiere dar un futuro uso como espacio público.

El Gobierno Vasco ha destinado más de 1,8 millones a proyectos de sostenibilidad desarrollados por los municipios
Fomentar la sostenibilidad en el ámbito local ha sido el objetivo de estas ayudas. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco ha subvencionado con más de 1,8 millones de euros un centenar de proyectos de sostenibilidad en municipios de Euskadi. Según Iosu Madariaga, viceconsejero de Medio Ambiente, “las acciones que fomentan la sostenibilidad en el ámbito local contribuyen a cumplir los objetivos ambientales que el País Vasco se ha fijado en el Programa Marco Ambiental 2020 y en la Estrategia Vasca de Cambio Climático, Klima 2050”.

Este apoyo económico a los municipios por parte de la viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno Vasco se han dedicado a proyectos realizados en el ámbito de los suelos contaminados, cambio climático y atmósfera, capital natural y biodiversidad, y educación para la sostenibilidad.

En el ámbito de los “Suelos Contaminados”, la dotación económica se amplió en 2015 de 550.000 euros a más de 913.000, para financiar 19 proyectos, entre otros los que destaca la recuperación de vertederos inactivos y terrenos con un pasado industrial a los que se les quiere dar un futuro uso como espacio público. Las actuaciones subvencionadas están dirigidas a investigar una superficie de 78.140 m2 y recuperar 291.350 m2 de terreno para nuevos usos públicos.

Se subvencionaron proyectos sobre suelos contaminados, cambio climático, biodiversidad y educación para la sostenibilidad

En la línea de “Capital natural y biodiversidad”, se financiaron 14 proyectos, de los cuales 12 se desarrollan parcial o totalmente en espacios integrados Red Natura 2000, red europea de espacios naturales protegidos. La temática de los proyectos que han recibido un mayor apoyo está relacionada con la protección de hábitats de interés, seguido de la erradicación de especies y la recuperación de charcas y humedales. La ejecución de estos proyectos va a permitir la restauración o mejora de 360 hectáreas de hábitats naturales de interés comunitario, duplicar la superficie libre de anfibios invasores que compiten con especies autóctonas (e tres a seis hectáreas) y restaurar cerca de 1.000 m2 de charcas y humedales.

Adaptación

En el ámbito de “Cambio Climático y Atmósfera”, la reducción de gases de efecto invernadero ha sido uno de los principales ejes de actuación al contar con 8 proyectos, entre los que se incluyen proyectos de reforestación –por la capacidad de los bosques de actuar como sumideros de carbono–, proyectos de movilidad con construcción de bidegorris (carril bici), implantación de nuevas líneas de transporte colectivo o la adquisición de vehículos de transporte más respetuosos con el medio ambiente.

La elaboración de mapas de ruido municipales ha sido otra de las líneas de actuación con mayor número de proyectos presentados.

Por vez primera se ha subvencionado la integración de parámetros de cambio climático en el ordenamiento urbanístico de un municipio

La adaptación al cambio climático, a pesar de contar únicamente con cinco proyectos subvencionados, ha sido el área que ha recibido las iniciativas más innovadoras. Así por ejemplo, se ha subvencionado por vez primera la integración de parámetros de cambio climático en el ordenamiento urbanístico de un municipio; además, también se ha subvencionado un proyecto para la optimización del abastecimiento de agua potable para poder hacer frente a episodios de sequía.

La ejecución de los proyectos relacionados con cambio climático va a permitir la reducción anual de casi 1.000 toneladas de CO2 y una reducción de más de 2.000 kg de partículas y 1.800 kg de NOx, gracias a la apuesta por el transporte público local y por una movilidad no motorizada, así como a la plantación de más de 28.100 árboles o arbustos, entre otras actuaciones.

Finalmente, la línea de “Educación para la sostenibilidad” contó con 160.000 euros. En ella están implicados más de 90 municipios junto con 337 centros escolares, con la participación de más de 174.000 alumnas y alumnos haciendo propuestas de mejora del entorno en materias como alimentación sostenible, movilidad sostenible y segura, o salud y energía, entre otros.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *