Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los alumnos de la escuela municipal Pau Vila inician un proyecto sostenible de recuperación de este residuo que, una vez tratado, se convertirá en biocombustible.

aceite de fritura
Los estudiantes reciclarán el aceite usado en sus hogares. Foto: star5112 en Flickr (cc)

La recogida se hará en el marco del proyecto EDUCO (Education Used Cooking Oil), que consiste en la recogida del aceite residual de cocina para producir biodiésel. El proyecto tiene un importante valor educativo y social en la formación y la promoción de los conceptos de reciclaje de residuos y producción de energías renovables.

Las acciones en la Escuela Pau Vila comenzarán este mes, con la entrega a los estudiantes de un envase para la recogida del aceite doméstico. Una vez lleno, lo devolverán para poder recoger un nuevo bote vacío y limpio. El centro será el encargado de almacenar los envases hasta su recogida. Paralelamente, se harán una serie de talleres y charlas de sensibilización adaptados al ciclo de los alumnos.

Además, la Fundación CTM Centro Tecnológico y la Asociación de l’Oli al Biodièsel (AOB), impulsores de la iniciativa, han previsto una vertiente solidaria con la contratación de personas en riesgo de exclusión social, que se encargan de la recogida y limpieza de los envases para luego proceder a su transporte hasta una planta donde se tratará el aceite usado para la fabricación del biodiésel.

Planta piloto

El objetivo del proyecto EDUCO es concienciar a la población escolar de la importancia del reciclaje de residuos y la producción de energías renovables, fomentando los valores educativos, medioambientales y sociales. El proyecto también ha permitido diseñar y construir una planta piloto para el tratamiento de aceites de cocina residuales que se recogen en las escuelas y que posteriormente se utilizan para la producción del biodiésel.

La acción contará, en sus dos años y medio de duración, con la participación de entre 25 y 30 municipios de Cataluña con un total aproximado de 120 escuelas y hasta 52.000 estudiantes de primaria y secundaria.

El proyecto, aprobado por el Programa LIFE+ de la Comisión Europea, supone una contribución importante a la implantación de las políticas y legislaciones europeas en relación a la gestión de residuos, a la producción y consumo de energías renovables y a la reducción de las emisiones de CO2.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *