Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El aceite recuperado se procesa para transformarlo en biodiésel, que será utilizado por la flota de vehículos de la empresa municipal de limpieza.

Contenedor de aceite de cocina
Contenedor para la recogida de aceite de cocina usado. Foto: Residuos Profesional

En el primer semestre de este año 2014 se han recogido en Gijón 30.000 litros de aceites vegetales usados, cantidad que supera ya la que se recogió en todo el año pasado. Este aceite recuperado es reciclado y destinado a la producción de biodiésel, un combustible que es utilizado por vehículos a motor y que reduce las emisiones contaminantes. El objetivo es evitar el vertido de estos aceites domésticos a la red de saneamiento.

Así, la campaña de reciclado de aceites domésticos desarrollada por la Empresa Municipal de Limpieza (EMULSA) en Gijón desde 2011 ha supuesto el reciclaje de cerca de 150.000 litros de estos aceites durante los últimos cuatro años, gracias a la instalación de 49 contenedores en otros tantos supermercados repartidos por distintos barrios de la ciudad.

Esta campaña ha sido posible gracias a la colaboración público-privada entre el Ayuntamiento de Gijón, a través de EMULSA, y los establecimientos comerciales y centros cívicos que ceden sus espacios para estos contenedores.

Una vez que los ciudadanos depositan el aceite en botellas de plástico, reutilizando así este tipo de envases, y las introducen en los contenedores –especialmente diseñados para tal fin–, un gestor autorizado las recoge y se ocupa de filtrar en sus instalaciones el aceite, hacer la decantación para depurar el agua y transportarlo a la planta de reciclaje, donde se transformará en biodiésel, un combustible más ecológico.

De cada litro de aceite vegetal se consiguen 0,90 litros de biodiésel, que posteriormente es utilizado por los más de 200 vehículos de la flota de EMULSA, mezclado al 10% con el diésel normal.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *