Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El eurodiputado que presentó la propuesta para la prohibición de los plásticos más contaminantes y las bolsas de un solo uso de este material destaca el valor económico de este residuo.

Vittorio Prodi destaca el valor económico de los residuos de plástico
El eurodiputado italiano del grupo socialista Vittorio Prodi

Sólo el 25% de la basura de plástico se recicla en la Unión Europea en la actualidad. Se trata de un dato alarmante dadas las peligrosas repercusiones que tiene este residuo en el medio ambiente y en la salud humana. Sin embargo, según el eurodiputado italiano del grupo socialista Vittorio Prodi –quien impulsó la propuesta recientemente aprobada por la Eurocámara para la prohibición de los plásticos más contaminantes y las bolsas de un solo uso– los residuos plásticos pueden tener valor económico.

Aún así, el europarlamentario cree que aún deben desarrollarse mejores tecnologías e infraestructuras para separar el plástico antes de establecer una legislación obligatoria que imponga tasas de reciclado por encima del actual 25%. “Debería separarse mejor la basura de plástico tanto antes como después de su recogida. Esto requiere tener en cuenta el desarrollo tecnológico”.

Prodi apela al valor económico de los residuos plásticos para respaldar su propuesta: “A largo plazo, deberíamos empezar a considerar que la basura de plástico es un recurso y no algo que sencillamente tiramos. La basura de plástico tiene un valor económico importante y queremos introducir las medidas adecuadas para disuadir la incineración de plásticos reciclables y biodegradables que se pueden convertir en abono”.

Como ejemplo, el eurodiputado italiano destaca que “producir una tonelada de plástico virgen cuesta 1.400 euros, y la misma cantidad reciclada cuesta 900. Deberíamos privilegiar el uso de productos reciclados frente a los vírgenes”.

No obstante, también destaca la importancia de la sensibilización de la ciudadanía en esta materia: “Los ciudadanos tienen que implicarse más en una actividad económicamente sostenible. Este es el centro de la economía circular”, concluye.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *