Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los nuevos equipos de aire acondicionado son energéticamente más eficiente, y el correcto reciclado de los viejos aparatos evita la emisión de gases altamente contaminantes.

Renovación y reciclaje de aparatos de aire acondicionado evitan la emisión de miles de toneladas de CO2
Los aparatos de aire acondicionado en desuso deben gestionarse en instalaciones autorizadas

Con la proximidad de la época estival y el aumento notable de las temperaturas vuelven a ponerse en marcha los aparatos de aire acondicionado, y la sustitución de equipos antiguos por otros con eficiencia energética comporta un doble beneficio, tanto económico como ambiental.

Por un lado, un aparato con el distintivo “A+++” con eficiencia energética puede suponer para una familia de cuatro miembros en Andalucía una reducción de un 15% en la factura, lo que se traduce en una media aproximada de 300 euros de ahorro anuales, según datos estimativos de la Federación Andaluza de Electrodomésticos (FAEL).

A esto hay que añadir, que gracias a la mayor eficiencia de los nuevos equipos, se evitaría la emisión a la atmósfera de hasta 23.351 toneladas de CO2, teniendo en cuenta las previsiones de ventas del sector en Andalucía, que supera las 140.000 unidades.

Por otro lado, si el aparato de aire acondicionado antiguo se destina a su reciclaje –Andalucía cuenta con la mayor planta de tratamiento de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos de España, propiedad de la empresa RECILEC–, las familias andaluzas contribuirían al medio ambiente evitando la emisión a la atmósfera de 842.400 toneladas de CO2.

Para que nos hagamos una idea, estas iniciativas –cambio de aire acondicionado por un modelo energéticamente eficiente y reciclaje del aparato– serían equivalentes a que en Andalucía dejaran de circular durante un año más de 300.000 vehículos.

Obligados a reciclar

La normativa europea vigente obliga a llevar este tipo de aparatos a puntos de recogida especializados y, para que posteriormente se lleven a plantas de descontaminación autorizadas. Con la correcta gestión medioambiental de estos equipos,se evita la emisión de los gases refrigerantes a la atmósfera.

Para Leonardo Díaz, gerente de RECILEC, “es indispensable que entreguemos los aparatos de aire acondicionado de los que nos deshacemos en instalaciones de recogida adecuadas y controladas. Lo más sencillo es llevarlos a las tiendas donde adquirimos los aparatos nuevos. Desde aquí la empresa RECILEC irá a recogerlos, para llevarlos a sus instalaciones ubicadas en Aznalcóllar (Sevilla), donde dispone de los procesos y tecnologías necesarias para garantizar la descontaminación y posterior reciclado de los residuos de los aparatos de aire acondicionado”.

Extraer los elementos peligrosos

La descontaminación de estos residuos se dirige a extraer los elementos peligrosos contenidos en los mismos, entre los que cabe reseñar los condensadores con PCB, los materiales piroretardantes bromados, los aceites y los gases contaminantes de los circuitos de refrigeración (fundamentalmente gases fluorados y clorados), que tan negativamente afectan al medio ambiente por su impacto en el calentamiento global y en el agotamiento de la capa de ozono.

Su entrega a agentes no autorizados, que no garantizan su adecuado tratamiento, además de ser ilegal, perjudica al medio ambiente. Por ello, a juicio de Carlos Bejarano, secretario general de la Federación Andaluza de Electromésticos (FAEL), “es fundamental que los consumidores, comerciantes e instaladores colaboremos con el sistema de recogida selectiva y descontaminación de los equipos de aire acondicionado”.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *