Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los pellets y astillas producidos a partir de la biomasa forestal gallega contarán con su propio sello que garantice la trazabilidad y calidad de este biocombustible.

pellets de biomasa
El pellet procedente de la biomasa forestal gallega tendrá su propio certificado de calidad. Foto: Christian Schnettelker (cc)

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, anunció esta semana en el Parque Tecnolóxico de Galicia Tecnópole que Galicia Calidade certificará el origen y calidad de los pellets y astillas producidos a partir de la biomasa forestal gallega. Así, y gracias a la colaboración del CIS-Madeira, la región contará con un sello que garantizará la trazabilidad y la calidad de este combustible hecho en Galicia.

“De este modo, no sólo incluimos a la biomasa gallega en el catálogo de productos excelentes, sino que garantizamos que particulares, empresas e instituciones empleen recursos procedentes del monte gallego, procesados de manera responsable, y con la mejor calidad y potencia calorífica”, indicó el conselleiro durante el acto de inauguración del Foro de la Biomasa de Galicia. El sello servirá además para potenciar el posicionamiento del producto gallego ante el incremento de la demanda.

La creación de este sello se enmarca en el contexto de la Estrategia Integral de Impulso de la Biomasa Forestal que está promoviendo el Gobierno gallego, y que preveía la constitución del Foro de la Biomasa como “mecanismo abierto y participativo” en el que impulsar la cooperación e identificar nuevas oportunidades de negocio, innovación y desarrollo tecnológico.

En 2015, la Xunta destinará 9,3 millones de euros para seguir promoviendo la instalación de equipos de biomasa

Esta estrategia persigue “configurar una industria generadora de riqueza con nuevas oportunidades de crecimiento”, aseveró Conde. En este sentido, destacó la apuesta, tanto del sector como de las administraciones, por una industria que abarca toda la cadena de valor del producto, que permite crear empleo en el medio rural y que está en consonancia con los objetivos de la Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3) promovida por Europa, y con la Agenda de la Competitividad Industrial Gallega, Galicia-Industria 4.0.

Incremento de la demanda

En este escenario, el titular de Economía e Industria resaltó la orden de ayudas para la implantación de calderas de biomasa. Un programa que está contribuyendo a conseguir una mayor demanda de este combustible, impulsando en 2014 la instalación de alrededor de 400 nuevas calderas en los hogares gallegos, 120 equipos en las empresas y otros 80 entre ayuntamientos y administración pública autonómica.

“De este modo, contribuimos al incremento de la demanda con una mayor implantación de calderas, que suponen un mayor mercado para pellets y astillas, y una mayor oportunidad para seguir desarrollando proyectos de innovación que permitan mejorar las calderas y los procesos”, señaló. Así, y ante la buena acogida de la línea, la Xunta mantendrá en 2015 el compromiso presupuestario con una nueva orden que destinará 9,3 millones para seguir promoviendo la instalación de equipos de biomasa.

“Este incremento de la demanda debe producirse de la mano de una clara apuesta por la innovación”, apuntó el conselleiro, resaltando en este campo la colaboración del CIS-Madeira para propiciar nuevos proyectos que incrementen la capacidad innovadora de la industria.

Así, un año más las convocatorias del Igape y de la Axencia Galega de Innovación priorizarán aquellos proyectos que tengan que ver con la biomasa. Una apuesta que ha permitido ya impulsar distintos proyectos que están movilizando más de 20 millones de euros.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *