Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Ecologistas en Acción del País Valenciano ha presentado sus observaciones ante la consulta promovida por la Dirección General de Cambio Climático y Calidad Ambiental el pasado mes de febrero.

La Conselleria de Medio Ambiente ha sometido durante el mes de febrero de 2017 a consulta pública un documento previo a la modificación del Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana (PIRCV). Ecologistas en Acción ve necesaria esta modificación, para adaptar el PIR a la normativa estatal y europea de gestión de residuos. Sobre todo en la gestión de la materia orgánica, la limitación del uso de los vertederos e incineradoras y la implantación de impuestos ambientales.

Recogida residuos en País Valenciano
Quinto contenedor para la materia orgánica en Benimaclet, Valencia. Foto: Ecologistes en Acció del País Valencià

En la actualidad no hay estudios públicos ni estadísticas oficiales sobre la gestión de residuos en la Comunidad Valenciana, por lo que se hace difícil analizar el grado de cumplimiento del Plan vigente. Pero para la organización ecologista se puede afirmar que se incumplen objetivos claves.

Por ejemplo, señala que no hay recogida diferenciada en origen de la materia orgánica, a pesar de la obligatoriedad establecida desde 2009 en la mayoría de los Planes Zonales para los grandes productores (supermercados, restauración, mercados municipales, empresas agroalimentarias, etc.) y más tarde a todos los ciudadanos.

Esto provoca que las Plantas de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) que reciben los contenedores con la basura mezclada tengan una tasa de rechazo a vertedero cercana al 80% en su mayoría, aunque no deberían superar el 44% según el vigente PIR. Y asegura que las recuperaciones de materiales son bajísimas, en el entorno del 3,5%, cuando el PIR establece un mínimo del 9 %.

Según Ecologistas en Acción, con el sistema actual de gestión de residuos, con una alta participación del vertido por no separar en origen la materia orgánica y por la bajísima eficiencia de las Plantas TMB, no se reducirá el gran impacto que tiene para el medio ambiente la generación y tratamientos de los residuos urbanos y no podrán cumplirse los objetivos estatales (Plan Estatal Marco) y europeos (paquete de Economía Circular) para 2020 y 2030, de verter como máximo el 35 % y el 10% de los residuos generados, y de preparación para la reutilización y reciclaje del 50% en 2020 (Directiva Marco de Residuos).

Para minimizar el gran impacto ambiental de este sistema, el grupo ecologista propone generalizar la recogida en origen de la materia orgánica, para convertirla en fertilizantes y un compost de calidad, cerrando así el círculo y que vuelva a la tierra. Esa recogida selectiva de la materia orgánica “no se debería dejar en manos de la voluntariedad de cada uno de los Ayuntamientos como se hace ahora”.

Esto, junto con la implantación prevista para 2018 del sistema de retorno de envases, aumentará las tasas de recuperación de materiales permitiendo el desarrollo de la economía circular.

Por otro lado, el Documento sometido a consulta no aborda claramente la necesaria implantación de medidas para cambiar radicalmente el sistema de gestión de los residuos. Para Ecologistas en Acción se deberían promover auténticas políticas de reciclaje y eliminar la incineración de residuos en cementeras u otras instalaciones industriales, además de prohibir la incineración de residuos peligrosos.

Finalmente, Ecologistas en Ación considera “absolutamente necesaria la implantación de una fiscalidad ambiental al vertido e incineración de residuos“, como recomienda la Comisión Europea, para priorizar los métodos de gestión de los residuos que se encuentran en los primeros escalones del principio de jerarquía (reducción en la generación, reutilización, recuperación y reciclaje) y penalizar los métodos que se encuentran en los últimos escalones (incineración y vertido).

Documento completo en formato PDF: Observaciones al PIRCV

Fuente:
Ecologistas en Acción

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *