Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto en el que trabaja el Ayuntamiento prevé sanciones de hasta 3.000 euros por abandonar residuos en la vía pública. También se valora la posibilidad de prohibir las bolsas de plástico de un solo uso.

Comienza el proceso para actualizar la ordenanza de residuos de Palma
La concejala de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol

La Junta de Gobierno del ayuntamiento de Palma aprobó la pasada semana iniciar la actualización de la Ordenanza Municipal de limpieza, desechos y residuos sólidos urbanos para adaptarla a los nuevos requerimientos legales a nivel estatal y, también, según explicó la concejala de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal y portavoz del equipo de Gobierno, Neus Truyol, para introducir una vertiente de implicación social.

El proyecto de ordenanza se sustenta en tres ejes vertebradores:

  • Fomento del reciclaje: se introduce la posibilidad de bonificar a aquellas personas que hagan una buena gestión de los residuos, se introduce el reciclaje de la materia orgánica y se separa la recogida de los residuos del sector hotelero y comercial de la domiciliaria .
  • Fomento de la reutilización: se fomenta el intercambio de objetos en los puntos verdes de Palma.
  • Fomento de la prevención: Se incluye la prohibición de llevar cristales (como botellas) a las playas y la posibilidad de prohibir las bolsas de plástico de un solo uso. Este último punto «requiere un trabajo coordinado con el sector comercial y empresarial», según Truyol.

El proyecto incluye los nuevos sistemas de recogida de residuos (puerta a puerta comercial, hotelero y restauración y la recogida del centro) y abre la posibilidad del puerta a puerta domiciliario. También introduce cómo tratar una serie de residuos no contemplados en la norma anterior (como los medicamentos) y marca que los residuos deben tratarse de forma igual tanto en los espacios naturales como en el espacio urbano. Además, en relación a los mercados municipales, incorpora el puerta a puerta y la obligatoriedad de realizar la recogida selectiva de residuos.

En cuanto a las sanciones, Truyol destacó “la importancia de hacer cumplir las ordenanzas municipales”. Se incluye la posibilidad de sustituir y conmutar las sanciones por trabajos a la comunidad.

Se han definido el tipo de sanciones en base a la Ley de Residuos 22/2011, y la cantidad, en base a la ley de bases del régimen local. Así, se proponen las siguientes sanciones:

  • Leves: antes eran de entre 30 y 300 euros, y ahora podrán llegar hasta los 750 euros (por ejemplo, dejar residuos fuera de hora).
  • Graves: antes la cuantía era de entre 300 y 900 euros, y ahora, entre 750 y 1.500 euros (por ejemplo, abandonar escombros en un solar o en la calle).
  • Muy graves: antes era de entre 900 y 1.800 euros, y ahora, entre 1.500 y 3.000 euros. (por ejemplo, dejar un frigorífico –un residuo peligroso– en la calle).

Según la magnitud de la infracción, «se podrá valorar su traslado a una instancia supramunicipal para que valore si merece una sanción más elevada», aseguró la concejala.

El proyecto se trasladará ahora a los partidos políticos para que puedan hacer alegaciones y, después, irá a pleno para que se apruebe de forma inicial. Posteriormente, se abrirá un periodo de exposición pública para que la ciudadanía pueda presentar alegaciones. Por último, la ordenanza se aprobará de forma definitiva por el pleno del Ayuntamiento.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *