Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La empresa municipal EMAYA invertirá 12,5 millones con el objetivo de mejorar los índices de recogida selectiva, que actualmente apenas alcanzan el 14% de los residuos generados en la ciudad de Palma.

Palma renovará el 90% de los contenedores y el 50% de los camiones de recogida
EMAYA renovará los contenedores de residuos de Palma

El Ayuntamiento de Palma, a través de la empresa municipal EMAYA, renovará el sistema de recogida de residuos de la ciudad. El Consejo de Administración de EMAYA aprobó ayer los pliegues para la licitación del suministro de nuevos contenedores y vehículos que permitirán poner en marcha en 2017 el nuevo modelo de recogida de residuos. El importe máximo de esta licitación será de 12.556.400 €.

La regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal ,Neus Truyol, afirmó que actualmente “muchos contenedores de la ciudad están en muy mal estado, muchos de ellos averiados, son obsoletos y no cumplen con los requisitos de accesibilidad”, y añadió que “esta licitación permitirá la renovación de la práctica totalidad de los contenedores de Palma (aproximadamente un 90%).

Precisamente, una parte importante de las quejas ciudadanas dirigidas a EMAYA hacen referencia al mal estado de los contenedores. Sólo este pasado verano se han recibido 730 quejas por este motivo, siendo, junto con la existencia de contenedores llenos, el principal motivo de denuncia ciudadana durante este periodo.

Además, existen muchos de modelos de contenedores distintos, hecho que dificulta la logística de la recogida (se necesitan diversos tipos de camión) y no se ofrece un servicio de recogida selectiva fácil y accesible por igual a toda la ciudadanía. Incluso existen contenedores diferentes, de colores distintos, para una misma fracción de residuos. Para el Gobierno municipal estas características de los contenedores son actualmente un obstáculo para la recogida selectiva, que es muy baja en Palma: un 14% en 2015.

Por este motivo se licita la compra de 7.944 contenedores, por un valor máximo de 6.431.400 euros. De estos, 5.554 contenedores se adquirirán y instalarán en 2017, el resto de la compra se hará efectiva en un periodo máximo de 5 años sólo en caso de que se requiera para el servicio. La distribución de los nuevos contenedores por fracciones será la siguiente:

  • Rechazo: 2.664 ud.
  • Envases: 1.788 ud.
  • Papel-cartón: 1.788 ud.
  • Vidrio: 1.204 ud.
  • Orgánica: 500 ud.

De este modo se podrá implantar el nuevo modelo de recogida, fundamentado en:

  • Implantación de islas homogéneas y completas de contenedores. En cada área de aportación habrá contenedores de todas las fracciones y serán de las mismas características. Supondrá un mejor servicio, facilidades para la recogida selectiva y una mejora estética.
  • Contenedores accesibles para cualquier persona, sea cual sea su edad o condiciones físicas. Este es un requisito indispensable para las empresas que quieran optar a este suministro.
  • Se incorporará de forma progresiva la recogida selectiva de la materia orgánica, una de las asignaturas pendientes en Palma.

Nuevos camiones de gas

El cambio de contenedores requiere también unos nuevos vehículos de recogida; la flota actual de EMAYA tiene ya muchos años, sufre muchas averías y requiere continuas reparaciones. Además, hay mucha diversidad de vehículos para poder recoger la actual diversidad de contenedores, lo que implica más problemas logísticos, de taller y hace menos eficiente la recogida.

Por estos motivos también se inicia el proceso de licitación de 25 camiones de recogida de residuos de carga lateral –la mitad de la flota actual–, de 26 toneladas, por un coste máximo de 6.125.000 de euros.

Los nuevos vehículos tendrán que utilizar gas (GNC) como cobustible. Esto supone un ahorro de un 15% respecto al combustible convencional y una reducción de las emisiones de CO2 equivalentes de un 30%. No emiten SO2 ni NOx ni partículas, hecho destacable en Palma, puesto que en 2010 se superaron los umbrales de presencia de estos contaminantes.

De esta forma, los nuevos vehículos se podrán cargar en la gasinera de EMAYA, contribuyendo a rentabilizar una importante apuesta e inversión de la empresa municipal.

Estos cambios de contenedores y maquinaria conllevarán también cambios de organización. La recogida lateral, por la cual se ha apostado, es más eficiente y más rápida; de este modo se podrá incrementar la frecuencia de la recogida de las diversas fracciones y reducir el impacto de esta tarea.

Programa educativo

Para hacer posible la implantación y el buen funcionamiento del nuevo modelo de recogida, también se ha aprobado la contratación de los programas de educación ambiental y civismo, para que la ciudadanía se implique en el buen funcionamiento de los servicios de recogida de residuos y limpieza. Este servicio se contratará por un máximo de 198.000 euros.

Concretamente, se requieren los servicios para la realización de una campaña dirigida a toda la población, de concienciación sobre civismo y buenas prácticas ambientales en general (cumplimiento del ordenanza, separación de las fracciones, limpieza, servicio de recogida residuos voluminosos, puntos verdes, etc.). Asimismo, se realizarán otros programas educativos sectoriales dirigidos a los comercios, a la implantación del nuevo sistema de recogida, a la campaña para la introducción de la recogida de materia orgánica, etc.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *