Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

De las más de 245.000 toneladas de residuos generadas en la ciudad, se recogieron de forma separada 60.600 toneladas, un 24,6% del total.

Contenedores de recogida selectiva de residuos en Palma

El porcentaje de residuos recogidos de forma selectiva para su reciclaje en Palma durante 2018 ha sido del 24,65%. Esto supone un incremento de casi 4 puntos en relación a 2017, cuando la recogida selectiva total del año fue del 20,74%.

La cantidad de residuos recogidos selectivamente ha ido aumentando a lo largo del año, ya que el mes de enero el porcentaje era del 22,45%, a partir del mes de abril se superó el 25% (25,09%) y se llegó al máximo en el mes de octubre, con un 26,86% (en diciembre bajó ligeramente a un 24,57%).

Cabe destacar que entre los años 2011 y 2014 esta cifra estaba estancada por debajo del 15%, después de haber experimentado un crecimiento durante la primera década del siglo. En el año 2015 se superó por primera vez el 15%, con un 15,36% de recogida selectiva. Ya en 2016 alcanzó el 17,29% y en 2017 fue del 20,74%.

En cifras absolutas, la empresa pública EMAYA recogió y transportó durante 2018 un total de 245.885 toneladas de residuos, de las cuales 185.271 eran rechazo y 60.614 correspondían a las diversas fracciones de recogida selectiva. La composición de esta recogida selectiva del año 2018 ha sido la siguiente:

FRACCIÓN toneladas 2018 % del total
Rechazo 185.271,01 75,35%
Vidrio 9.195,87 3,74%
Envases 6.749,01 2,74%
Papel-cartón 13.498,28 5,5%
Orgánica 3.219,29 1,3%
Aceite 41,18 0,02%
Parques 19.386,24 7,88%
Voluminosos y otros* 8.524,979 3,47%

(*Otros: ropa, poda, voluminosos, aparatos eléctricos y electrónicos y otros materiales)

Las fracciones reciclables crecen muy por encima del rechazo

Todas las fracciones han experimentado este año importantes incrementos, siempre por encima del incremento del rechazo, que solo crece un 0,19%, mientras que el total de las fracciones reciclables han crecido un 25,30%. En total, en 2018 EMAYA ha recogido 12.587 toneladas más que en el 2017, de las cuales 12.239 corresponden a fracciones reciclables y solo 348 al crecimiento del rechazo. En conjunto, el crecimiento de los residuos en Palma ha sido del 5,4%.

El incremento más importante se produce en la recogida de materia orgánica, un 50,2%. Esta fracción solo supone aún un 1,3% del total de los residuos recogidos, pero la implantación completa del sistema de recogida selectiva móvil en el centro (que incluye la recogida de materia orgánica), la recogida puerta a puerta de establecimientos turísticos y comerciales –en el centro y en la Playa de Palma– y la puesta en marcha el mes de noviembre de la primera fase del proyecto piloto de recogida con contenedores en diversos barrios, han permitido este notable incremento.

También destaca el incremento de la recogida de vidrio, que es de más del 10%. Esta subida ha sido posible gracias a dos factores: la recogida puerta a puerta (a establecimientos de la Playa de Palma y del centro histórico), ya que el vidrio se genera en grandes cantidades en bares, hoteles y restaurantes, y por otro lado, la renovación de los contenedores, que supuso, especialmente en el caso del vidrio, un incremento de la cantidad de contenedores de recogida selectiva disponibles para la ciudadanía. Las otras fracciones también suben: un 8,5% en el caso de papel y cartón o hasta el 9,6% en el caso de los envases ligeros.

Se debe destacar igualmente la consolidación en 2018 del nuevo sistema de recogida de aceite (puesto en marcha en marzo de 2017), que ha permitido recoger y reciclar 41,182 toneladas, más del doble que el año anterior (20,5 toneladas).

Otro crecimiento importante se da en los parques verdes de Palma, especialmente en el de Son Castelló, con un crecimiento casi del 80% de los residuos depositados. Por otro lado, los usuarios del parque verde han experimentado un crecimiento del 75,5%: han pasado de 63.165 toneladas en 2017 a 110.890 el año pasado, el equivalente a la cuarta parte de la población de Palma. Crecen así los usuarios y los residuos depositados, especialmente desde la ampliación del parque verde a principios del año pasado.

70% de recogida selectiva en el centro histórico

El caso del centro histórico merece una mención destacada, ya que desde la puesta en funcionamiento del sistema de recogida selectiva móvil las diversas fracciones reciclables suponen un 70% de los residuos recogidos, una cifra muy positiva, conseguida especialmente por contar con recogida diaria de materia orgánica y por la recogida puerta a puerta del cartón de los comercios. En el centro también se recogen puerta a puerta otros residuos en establecimientos comerciales, de restauración, hoteles, centros educativos, etc.

Desde la primera fase puesta en marcha en el año 2017 en tres barrios del centro (el Sindicat, la Calatrava y Monti-sion), en la primavera de 2018 se completó la implantación de este sistema en el resto de barrios del centro histórico, con excelentes resultados por la acogida por parte de los vecinos y de los comercios, y por los datos de la recogida selectiva:

  • Materia orgánica: 28%
  • Papel y cartón: 23%
  • Vidrio: 10%
  • Envases ligeros: 9%
  • Rechazo: 30%

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *