Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La nueva normativa local, que se elevará a pleno el próximo 26 de enero, incluye medidas como la prohibición de la distribución de bolsas de plástico ligeras o la recogida puerta a puerta en comercios y hostelería, entre otras.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma elevará a pleno la aprobación de la nueva ordenanza municipal de residuos
La regidora del Área de Ecología del Ayuntamiento de Palma, Neus Truyol, ayer, en rueda de prensa

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma acordó ayer elevar a pleno la aprobación definitiva de la Ordenanza Municipal de Limpieza, Rechazos y Residuos Sólidos Urbanos. Una vez finalizado el periodo de alegaciones, se han incorporado al texto aprobado inicialmente las a alegaciones y sugerencias estimadas y se han enmendado algunos conceptos y rectificado los errores formales.

La regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, Neus Truyol, destacó que esta ordenanza “facilitará el reciclaje de residuos y la recogida selectiva y también la educación ambiental, que es un pilar importante para la ciudad y para el equipo de gobierno”.

Además Truyol remarcó que esta ordenanza introduce como “elemento innovador la priorización de la reducción y la prevención de los residuos” y agradeció “la implicación de todas las personas y colectivos que han contribuido a enriquecer la Ordenanza”.

Durante el proceso participativo y el periodo de exposición pública se han recogido 13 escritos de a alegaciones presentados por 3 personas particulares y 10 entidades. También se han recibido otras propuestas por escrito u oralmente gracias al proceso de participación impulsado por el área de Ecología.

Propuestas de mejoras

Las mejoras sugeridas han reforzado el carácter sensibilizador y preventivo de la ordenanza en la promoción de la prevención de residuos en Palma. Por ejemplo, se han aceptado alegaciones sobre el establecimiento de la reducción como prioridad y la elaboración de un plan de prevención y reducción de residuos.

Asimismo, se han introducido matices que buscan una mayor calidad de los servicios de recogida y mejoras para los ciudadanos, como la prohibición de la recogida de vidrio entre las 22 y las 8 h.

También se ha incorporado al Ordenanza la ampliación de la prohibición de la distribución de las bolsas ligeras a cualquier actividad económica, no sólo a los comercios.

El acuerdo de la Junta de Gobierno se elevará al Pleno ordinario de 26 de enero para la aprobación definitiva de la Ordenanza Municipal de Limpieza, Rechazos y Residuos Sólidos Urbanos, que entrará en vigor cuando se publique en el BOIB, previsiblemente a principios de febrero.

El área de Ecología del Ayuntamiento de Palma llevaba trabajando en la modificación de esta ordenanza desde finales de 2015. El pasado mes de septiembre se aprobó inicialmente y se sometió al correspondiente periodo de exposición pública que finalizó el pasado día 15 de diciembre.

Los objetivos de la modificación del texto son los siguientes:

  • Adaptar la nueva ordenanza a la ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados, así como a otras normativas en materia de residuos. De hecho, ya hace 5 años que se tendría que haber modificado la actual normativa.
  • Recoger el espíritu de la directiva europea relativa a la reducción del consumo de las bolsas de plástico ligeras.
  • Promover el reciclaje, la reutilización, la reducción y la prevención de los residuos. Adaptarse así a los nuevos objetivos de reciclaje establecidos por la normativa local, estatal y europea (llegar al 50% en 2020) e introducir medidas de prevención, como por ejemplo la regulación de las bolsas de plástico.
  • Reforzar la protección de los espacios naturales y las playas en materia de residuos y limpieza.
  • Definir los diversos servicios de limpieza y recogida de residuos.
  • Potenciar la educación ambiental y social.
  • Lucha contra el incivismo y las malas prácticas.
  • Actualizar la cuantía de las sanciones y proponer nuevas formas de conmutar las multas.
  • Facilitar la participación y cooperación ciudadana.

Uno de los aspectos que recoge el ordenanza es la prohibición de la distribución de bolsas de plástico ligeras, que se hará efectiva el mes de enero de 2018, después de un año de transición y de trabajo conjunto con los sectores afectados.

El proyecto de ordenanza incluye los nuevos sistemas de recogida de residuos (puerta a puerta comercial, hotelero y restauración y la recogida del centro) y abre la posibilidad del puerta a puerta domiciliaria.

También introduce como se tienen que tratar una serie de residuos no previstos en la norma anterior (como los medicamentos) y marca que los residuos se tienen que tratar de forma igual tanto en los espacios naturales como en el espacio urbano.

Además, en relación a los mercados municipales, incorpora el puerta a puerta y la obligatoriedad de hacer la recogida selectiva de residuos.

Actualización de sanciones

  • Las leves, antes hasta 300 euros, podrán llegar hasta los 750 euros. Ejemplo: dejar un residuos voluminoso fuera de horas o bolsas fuera el contenedor.
  • Las graves, de entre 300 y 900 euros, pasarán a 750-1.500 euros. Ejemplo: abandonar escombros en un solar o en la calle.
  • Muy graves, de entre 900 y 1.800 euros, subirán a 1.500 – 3.000 euros. Ejemplo: dejar una nevera en la calle (es un residuo peligroso).

La nueva ordenanza permitirá la sustitución de las sanciones económicas de infracciones leves por trabajos para la comunidad.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *