Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Pamplona acogió esta semana una reunión del consorcio SCREEN, formado por 17 regiones europeas comprometidas con la implantación de modelos de desarrollo sostenible en sus territorios.

Navarra acogió la cuarta reunión del proyecto SCREEN

El Gobierno de Navarra está elaborando una Agenda de Economía Circular para la Comunidad Foral, que estructurará con una visión estratégica acciones concretas encaminadas a la transformación de los residuos como nuevos recursos económicos y materiales.

Así lo anunció esta semana en Pamplona la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, durante el cuarto encuentro del consorcio europeo SCREEN, en el que también han participado la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, y el representante de la Comisión Europea Ferrán Tarradellas.

Este encuentro reuió en el Palacio Baluarte a representantes de 17 regiones europeas, entre ellas Navarra, comprometidas con la implantación de modelos de desarrollo sostenible para sus respectivos territorios.

Durante su intervención, la consejera Elizalde reconoció que “vivimos en sociedades acostumbradas e instaladas en el consumo, generando residuos que nos cuesta gestionar, que impactan en nuestro medio ambiente y en nuestra vida cotidiana”.

La consejera de Medio Ambiente relató a continuación los instrumentos normativos y de estrategia con los que el Gobierno de Navarra se ha comprometido con la transición hacia la economía circular. Entre ellos destacó la Estrategia de Especialización Inteligente, el Plan de Residuos de Navarra 2017-2027, la reciente Ley Foral de Residuos y su Fiscalidad, y el Plan Energético de Navarra 2030.

Cooperación interregional y con el sector empresarial

Por su parte, la consejera Ollo aseguró que el Gobierno de Navarra se siente “plenamente identificado” con los objetivos del consorcio europeo SCREEN, es decir, el desarrollo de la economía circular basado en la cooperación interregional, así como con la colaboración del sector empresarial y de la sociedad.

Ana Ollo también reivindicó la investigación en este ámbito, a la que calificó de “crucial” para “abordar la compleja transición a una economía circular”. En concreto, la consejera afirmó que se necesitan nuevos modelos comerciales, cambios en sistemas completos, nuevas tecnologías y la adopción de soluciones innovadoras por parte de la industria y las pymes. “Necesitamos vincular diferentes sectores industriales y organismos públicos para permitir esta simbiosis industrial, en la que también participe la sociedad”, añadió la consejera.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *