Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El sector de la gestión de residuos lleva años denunciando los reiterados hurtos de papel y cartón de los contenedores de recogida selectiva situados en la vía pública.

Madrid probará contenedores antirrobo durante 4 meses
En total se instalarán en Madrid 66 contenedores antirrobo

La ciudad de Madrid pondrá a prueba durante cuatro meses diferentes modelos de contenedores antirrobo de recogida de papel y cartón. Se trata de una experiencia piloto cuyo objetivo es determinar cuál es el diseño más adecuado para acoplarse a los contenedores de recogida selectiva y dificultar el hurto de estos materiales. La iniciativa, impulsada por Ecoembes y Recipap, se desarrollará en los distritos de Salamanca, Tetuán y Puente de Vallecas.

El origen de esta prueba piloto esté en que en los últimos años se vienen produciendo reiterados hurtos de papel y cartón de los contenedores de recogida selectiva situados en la vía pública. El sector denuncia que esta situación ha supuesto una distorsión en los flujos regulares de gestión de estos materiales, y la destrucción de empleo en las empresas de recogida y recuperación de residuos, además de afectar a la calidad del papel y cartón que recogen los servicios municipales.

El año pasado, Ecoembes y Recipap convocaron un concurso de diseño de un dispositivo que impida o dificulte el hurto de residuos a través de su boca en los contenedores de papel y cartón. Fruto de este concurso se han seleccionado tres dispositivos que se probarán sobre un total de 66 contenedores azules situados en la vía pública madrileña durante cuatro meses.

En esta iniciativa también han participado como colaboradores las empresas fabricantes de contenedores, que han instalado en los modelos que participarán en la prueba los mecanismos seleccionados en el concurso.

Los requisitos que se han buscado en el dispositivo antirrobo son: que sea universal, es decir, aplicable a todos los contenedores de papel y cartón; que tenga un diseño robusto, de manera que no suponga ningún peligro para las personas, y que no interfiera en la apertura y cierre del propio contenedor.

“Estamos muy satisfechos con esta iniciativa que nos va a permitir asegurar que el papel y cartón que separan los ciudadanos madrileños se recicle de forma adecuada. Además, se trata de un proyecto que fomenta el emprendimiento verde e impulsa un modelo de desarrollo sostenible en la región”, asegura Nieves Rey, directora de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *